A principio de año ya anuncié que había comprado las entradas para asistir al festival de Los Alamos 2018 que iba a celebrarse en Estepona a principios de agosto. De hecho se convirtió en mi última escapada antes de irme de vacaciones.

Ahora, ya recuperado de esa noche de fiesta, es hora de rememorar una gran noche que se vio amenizada por uno de los mejores DJ’s del mundo, como es Armin van Buuren. La verdad es que la noche no empezaba muy prometedora con actuaciones y música que no entran dentro de mi estilo, pero al menos sirvieron para ir relanzando el ambiente en el festival.

Tampoco voy a negar que esperaba algo más de los DJ’s españoles veteranos, he de decir que tanto DJ Nano como Brian Cross me dejaron un poco indiferente, así que eso hizo que no me arrepintiera por no haber ido la noche de antes a su sesión Oro Viejo (que sinceramente, espero que fuera mejor)

Esas dos actuaciones hicieron que me cambiará de escenario y escuchará a Dennis Cruz y Mathias Tanzmann que fueron el preámbulo perfecto para la sesión de Armin van Buuren en el mainstage del festival.

La sesión de Armin fue sublime, eso y que hacia mucho tiempo que no salía de fiesta hicieron que me lo pasará genial. Tuve la oportunidad de conocer un montón de gente y bailar sin parar cada uno de los temas que Armin fue pinchando durante las dos horas de su sesión.

Y para finalizar la fiesta, después de la sesión de Armin van Buuren, cambio de escenario de nuevo y fin de noche con Camelphat. Una noche redonda.