El miércoles 20 de diciembre celebramos la cena fin de curso de japonés. Como Kimi no nos pudo hacer un regalo de Japón como el año pasado decidió que se vendría a cenar con nosotros.

Realmente su idea era invitarnos a cenar, pero no le dejamos. Para nosotros fue un honor muy grande que ella quisiera porque el año pasado nos dijo que ya lo pensaría,.. algo así como un no educado a la japonesa (nunca dicen que no directamente)

Además vino acompañada de su marido que nos contó muchas anécdotas de Japón.

Las fotografías están también en la galería de Flickr y el sombreado que presentan en el centro no es que vuestro monitor se haya empañado, es que la camara de Marta está mareada como ella (algo de esperar)