Vale, nadie se ha dado cuenta de la serie de publicaciones que ha habido esta semana. Sí, una entrada cada día, como en los viejos tiempos.

Por ello, para poner el colofón en este sábado, la mejor cerveza que he probado en lo que llevamos de 2019.

Y la elegida es la cerveza Tripel LeFort de Brouwerij Omer Vander Ghinste que me bebí en San Pedro de Alcántara cuando visite la cervecería Café Belga, única superviviente junto a Bocaseca en el área de Marbella.

Por cierto, si visitáis el local, además de la carta de cervezas, no dejéis de probar las patatas belgas.

Aunque he tenido la oportunidad de probar muy buenas cervezas en estos seis meses, me decanto por mi perdición, las cervezas belgas.

En este caso la Brouwerij Omer Vander Ghinste, con más de 125 años de historia, dispone de una muy buena tripel.

Así lo demuestran los premios internacionales conseguidos el año pasado por la Tripel LeFort, pero es que una vez que se prueba, se entienden los galardones.

Volviendo a lo que interesa, la cerveza, la Tripel LeFort es una cerveza tripel belga. Con su color dorado característico y la espuma justa para dotarla de una vistosa y clásica presentación en copa.

Importante, se bebe en copa.

Presenta un aroma suave, con toques herbales y frutales que se ven intensificados cuando se saborea. Un sabor intenso, completo que le confiere un toque de excelencia al conjunto.

La cerveza Tripel LeFort presenta una graduación alcohólica de 8.8 % ABV, lejos de cargarse el conjunto, complementa el sabor y la hace deliciosa.

Por todo ello, la Tripel LeFort de Brouwerij Omer Vander Ghinste se lleva un muy bien merecido 4 sobre 5 en Untappd.

Y la convierte en mi recomendación cervecera de la primera mitad del año 2019.

Asi que si váis a tomar cerveza en verano (debéis hacerlo) es una opción a tener en cuenta.