Mareos de un geek

Mens Geek in Corpore Insano

Menú Cerrar

Fauna de la biblioteca..

Hoy fuí a estudiar a la biblioteca como me había planteado. Desde el año pasado hay que decir que la biblioteca de la UPV es la más marchosa del medio levante español. ¿Por qué? Funciona igual que una discoteca. Para entrar te piden el carnet y a la salida te cuñan para volver a entrar.

Biblioteca de la UPVTodo altamente custodiado por seguratas. Pero vamos, que viendo lo que esconde dentro, se entiende tanta seguridad.

Es un lugar destinado al estudio. Lamentablemente cuando no es época de exámenes está lleno de extranjeros con sus portátiles y webcams haciendo videoconferencia (sí, en la biblioteca, donde se supone que hay que guardar silencio)

Pero los guiris no son los mejores ahora, han sido reemplazados por un amplio espectro de personajes nacionales.

Por el bando femenino tenemos: las pijas, como hay segurata se piensan que van a Guru y allí con sus modelitos arriba y abajo. Las guays modernillas, ahora van preparadas hasta con la crema solar, 1 horita de estudio, 2 de solecito en el cesped y después: ¡¡Mamá yo estudio mucho mucho!!. Las alternativas, llego cojo sitio y me voy a filosofear al cesped, subo y filosofeo con la de al lado. La buena, es la del grupo de amigas que va a las 7 de la mañana a coger el sitio, ocupa unos 6 o 7 sitios y espera a sus amigas. Éstas llegan a las 9, justo para el desayuno-almuerzo-comida-siesta-merienda, en resumen tiempo de estancia en la biblioteca 2 horas y así pasan los días.

El bando masculino: el cíclope, como se ha pasado todo el año tuneando su cuerpo en el gimnasio se dedica a exhibirlo, arriba y abajo, tal vez tiene el nervio aún en el gimnasio y no puede parar quieto. El playero, chancletas, bermudas y camiseta veraniega o camisa hawaiana, un figura, acabas del arrastrar de sus chanclas hasta los mismísimos. Los sociables, llegan, estudian, los llaman al móvil y aparecen 6 horas después contándole a su colega que ha guardado el sitio religiosamente: ‘Es que me llamo Pablo para almorzar, apareció Miguel, nos dijo de ir a por Claudia, después nos encontramos a Juan y nos invitó a comer a su casa y para acabar un cafecito en el bar de abajo.. ¿por dónde vas estudiando?’

Y así, así.. ésto es sólo el primer día ya iré descubriendo. El colofón un mareao en el tranvía, un tipo que hablaba sólo y gritaba No soy gay. Cuando se ha subido ha querido bajar diciendo Abrete Sésamo a la puerta.. en fin, un figura más para la colección.