Después de cinco años he vuelto a caer en la tentación de comprar el videojuego referente en cuanto a simulación de baloncesto se refiere: NBA2K19. Por supuesto, las novedades son más que evidentes y este título es una evolución clara de la edición anterior, donde se plasmaron grandes cambios y mejoras.

Aunque la primera impresión es que el protagonista sigue siendo el mismo: LeBron James, se anunció antes del verano que el coparía la portada y aunque entonces no se sabía en que equipo estaría se acabo jugando con las palabras, promocionando eso y por las sensaciones durante las finales de la NBA fue todo un éxito.

Llevo poco más de dos horas de juego y la verdad es que NBA2K19 me está pareciendo un título muy completo (ya me lo pareció en PlayStation 3) y sobretodo, mucho más intuitivo. Cierto es, que tiene una curva de aprendizaje que ahora es mucho más sencilla gracias a los tutoriales.

Las opciones de movimientos defensivos y ofensivos son muy variadas y realistas. Los jugadores dependen tanto de su calidad global como del momento de juego por el que atraviesan en la vida real, conectando NBA2K19 con la temporada regular de la NBA.

En cuanto a los modos de juego, destacan dos El Barrio y Mi Carrera. El Barrio es un entorno libre virtual donde interactuar con otros jugadores, una especie de GTA donde puedes hacer actividades urbanas y relacionadas con el baloncesto.

Mi Carrera es el típico modo, ya existente en otros títulos deportivos, donde desde abajo, te empiezas a labrar un nombre como jugador de baloncesto.

Sinceramente, después de esta primera toma de contacto aún sigo un poco en shock y es que me voy de vacaciones y estoy realmente viciado a este NBA2K19.

Como este artículo ha sido un poco escaso (me quita tiempo para experimentar con el NBA2K19) nada mejor que echarle un ojo al que ha escrito Javier Martín en La Crónica desde El Sofá.

La versión 20th Anniversary Edition trae numerosos extras y se puede conseguir (o podía) en Amazon.