El pasado fin de semana se celebró el evento de la Ruta de la Tapa del Experto Cervecero en Marbella, patrocinado por Heineken-Cruzcampo.

Después de anunciarlo hace un par de meses, se presentaba como un evento novedoso, incluyendo talleres de cata de cervezas. Además de la clásica ruta de la tapa por diferentes locales.

Honestamente, el evento fue un poco frustante, aunque se anunciaba para todo el fin de semana, las tapas se sirvieron mayoritariamente a mediodía del sábado. Demasiado tarde cuando llegué por la tarde, al menos quedaba cerveza.

Así que dejando de lado las tapas, lo importante eran las cervezas.

Desde la Fábrica Cruzcampo de Málaga llegaban sus tres novedades de cara al verano: Cruzcampo APA, Cruzcampo IPA y Cruzcampo Trigo. A esas cervezas hay que añadir las miticas El Alcázar y El Águila.

El Alcázar era una cervecera jienense que desapareció cuando fue adquirida por Heineken. Ahora, la ha recuperado y sigue produciéndose en su fábrica de La Imora, en Jaén.

Se trata de una pilsner doble, con una buena graduación de 6% ABV y un cuerpo y sabor intensos. El resultado final es bastante equilibrado, equilibrado por los lúpulos añadidos al final de proceso de ebullición.

Una cerveza correcta y que supone una alternativa para tomar algo en las calurosas tardes de verano. Tampoco destaca en nada, así que puntué la cerveza El Alcázar en Untappd con un dos sobre cinco.

El Águila era un clásico en la cultura cervecera española, una cerveza madrileña que tenía su mercado principal en Valencia. Tal vez por eso, porque me recordó a mi infancia y soy bastante enemigo de los bares, ha sido una pequeña decepción.

El Águila es una cerveza lager, ligera, sin florituras pero que tiene ese sabor intenso al final, ese sabor a cerveza que nunca me gusto y que hizo que no volviera a probar la cerveza en años.

Afortunadamente, me la bebí fría y pude compensar. Y afortunadamente, ahora sé que hay otras cervezas, tanto mejores, como peores. Por todo ello, El Águila se llevó un dos sobre cinco en Untappd.

Cruzcampo IPA es sin duda la mejor cerveza de está pequeña selección, se trata de una IPA muy equilibrada. Elaborada con cinco maltas consigue un equilibrio perfecto al mezclarlas con cuatro lúpulos frutales americanos.

Además, al añadir las maltas se caramelizan, dándole el regusto necesario para conseguir el balance perfecto. Puntué Cruzcampo IPA con un tres sobre cinco en Untappd.

Respecto a las dos últimas cervezas, no las he podido probar todavía, sobre la APA, a pesar de lo pintoresco de la denominación, directamente me han recomendado no probarla.

Y la cerveza de trigo, bueno, dadas las experiencias con cervezas de trigo patrias y que es una Cruzcampo no sé si atreverme.