Eso mismo pense yo al abrir el armario que había detrás del wáter en la habitación del hotel de Praga.

tuberias

La verdad es que pasaban todos los conductos del hotel justo detrás mío cuando me sentaba en la taza..