frederic-koberl-975747-unsplash

Después de ser aprobada por el Consejo Europeo, la directiva europea de copyright llega este martes al Parlamento Europeo.

Lamentablemente, pocas son las esperanzas para que esta votación no prospere y más teniendo en cuenta la inminencia de las elecciones europeas de mayo.

Esta nueva directiva europea de copyright supondrá un frenazo a la publicación de contenidos en los diversos portales y comunidades de Internet.

La implementación de filtros para evitar las demandas y multas solo están al alcance de las grandes empresas y aún así suponen una gran inversión.

En algunos países, como Alemania, se han sucedido las manifestaciones y protestas en contra. Lamentablemente, en España se ha pasado del tema.

Algunos partidos, como el Partido Pirata, llevan meses haciendo campaña en contra de esta nueva directiva. Aunque el partido únicamente cuenta con representación en países como Alemania, República Checa o los países nórdicos.

Ha habido otros países como Holanda, que directamente se oponen a la nueva directiva europea de copyright.

Además, nuestro país acaba de aprobar bajo decretazo una nueva Ley de Propiedad Intelectual, añadiendo nuevas medidas y restricciones a la información en Internet.

Si bien el objetivo parece ir encaminado a controlar a las grandes empresas que almacenan y distribuyen los contenidos, con al excusa de salvaguardar los derechos de autor.

Parece claro que la finalidad pasa por controlar y filtrar la información que se publica en parte de esos portales y comunidades.

Con el apoyo de los grandes grupos y lobbys europeos, la nueva directiva europea del copyright tiene más que asegurada su viabilidad en la votación del martes.

Aún así, quedan dos días para la votación y las campañas en contra siguen activas como la iniciada por #SaveYourInternet.

Afortunadamente, por muchas leyes, reformas y penalizaciones que se interpongan, en Internet siempre se encuentran alternativas para compartir la información.

Esa es la única esperanza.