Mareos de un geek

Mens Geek in Corpore Insano

Menú Cerrar

10 Principios para acertar en el blog de tu negocio

Hace poco comenté que desde VG Comunicación apostamos por la creación de blogs para nuestros clientes, pues los consideramos una herramienta de marketing muy potente. Principalmente, un blog añade valor a la empresa, permite acercar al cliente la forma de trabajo, mentalidad, intereses que tiene el negocio. Así mismo este trato cercano fideliza y permite obtener un mayor número de clientes.

Por supuesto, tener un blog, no garantiza por si sólo estos resultados y se han dado casos en los que la imagen presentada en el blog ha acabado afectando a las relaciones con los clientes (o futuros clientes) Desde Daily Blog Tips se han propuesto diez principios para que ésto no suceda y nuestro blog corporativo únicamente nos reporte beneficios.

  1. Utiliza un lenguaje profesional. Se debe utilizar el blog como un medio más de comunicación con el cliente y por lo tanto no deben perderse los modales en ningún momento. La mejor manera de conseguir comunicarse con un número indeterminado de personas es mantener en todo momento la corrección en el lenguaje.
  2. Corrige las entradas. Por supuesto, una entrada no sale bien a la primera, y más si debe tenerse en cuenta la finalidad comunicativa (obtener clientes, vender productos,..) Corregir el contenido, repasar la gramática, ortografía y vocabulario utilizado es básico.
  3. Presenta la información de forma clara y concisa. Utiliza las herramientas que el editor pone a tu disposición, resalta textos con negrita, cursiva, utiliza títulos para los distintos apartados, párrafos,.. la finalidad es facilitar la lectura y destacar la esencia de cada entrada en un número limitado de frases que permitan una rápida lectura y comprensión.
  4. Sé personal. Es una manera de dar una imagen cercana de cara al cliente, se pueden citar anécdotas o experiencias personales. Esta actitud animará a los clientes a participar e interactuar en el blog.
  5. No seas demasiado personal. Por supuesto, como reacción a la anterior, tampoco hay que acabar contando tu vida. Recuerda, se trata de un blog corporativo, tus asuntos personales, familiares o relaciones laborales pueden llegar a enturbiar el contenido del blog, sobretodo si muestras una actitud negativa. Hay que mantener siempre el positivismo, será parte de la imagen corporativa que estás vendiendo a los clientes.
  6. No muestres tus opiniones y creencias. Sobretodo en temas polémicos relacionados con la política y la religión. Si tu objetivo es hablar de estos temas tal vez deberías plantearte iniciar un blog por tu cuenta y no relacionar este tipo de asuntos con tu negocio.
  7. Sé objetivo. Muchos blogs se utilizan como plataformas publicitarias y no complementan los contenidos de la web corporativa de la empresa. Repetir lemas y principios acabará cansando a tus visitantes. Intenta relacionar la situación del mercado con los productos de tu negocio, mostrar sus principales características y hacerlos atractivos a futuros clientes.
  8. Trata a los lectores como clientes. Seguramente los lectores interesados solicitarán más información, comenzará una cadena de interacción con ellos y debes responder a sus espectativas. Manten la corrección en las respuestas a comentarios y correos electrónicos. El cliente lo verá como una muestra del trato que puede recibir en un futuro por parte de tu empresa.
  9. Menos es más. Aunque parezca un lema publicitario, es así, tomate el tiempo necesario para generar entradas completas que mantengan la calidad que te has marcado por el blog. Escribir por escribir simplemente dará como resultado un blog difuso y lleno de entradas que ensuciarán la lectura por parte del usuario.
  10. No comiences aquello que no puedes acabar. Claramente si no vas a poder afrontar un ritmo de actualización y calidad de contenidos en el blog acabará afectando a la imagen del negocio. Los lectores que encuentren un blog abandonado o en desuso tendrán una impresión de dejadez y falta de seriedad de tu empresa.

Por supuesto, el autor, propone ciertas ayudas, como que existan varias personas que escriban entradas para dividir el trabajo y mantener un nivel de calidad apropiado con la imagen de negocio que se pretende mostrar.

¿Qué os parece? ¿Alguno participa en un blog corporativo? Mi única participación en este tipo de blogs (ahora me dedico a montarlos, simplemente) fue en Demini, con la primera entrada, la siguen manteniendo, así que imagino que tampoco debe estar tan mal.