Estas vacaciones, harto de acabar en el mismo pueblo asquerosillo de Cuenca, como en los últimos 19 años anteriores me decidí a hacer el Camino de Santiago con la bicicleta.

El viaje lo voy a hacer con mi prima y su marido, así que hemos quedado algunos fines de semana y hemos salido aquí para coger la forma.

Antes de empezar el viaje tuve que revisar la bicicleta y montarle el portaequipajes y las alforjas. Además de unos arreglos en los frenos y el cambio de cubiertas, con lo que me han soplado bastante dinero.

Consulté la web del Xacobeo para saber más o menos q me tenía q llevar, además del saco de dormir y una esterilla. Al final casí 15 kg de peso detrás de la bici, vamos que tira de espaldas.

Vamos a hacer el conocido como camino francés, así que tenemos que ir de Valencia a Roncesvalles, en Navarra. Esta noche la pasaremos de viaje en autobús para llegar a Pamplona.

Fotos de Pamplona en Flickr