En Japón existen unos hoteles denominados Love Hotels. Los utilizan las parejas que no tienen un lugar donde demostrarse todo su cariño y amor.

En pocas palabras, son algo así como el piso del abuelo, la casa del pueblo, el chalet, el apartamento,.. picaderos.

Lo más curioso de todo es que estos hoteles es que personalizan las habitaciones según los gustos de sus posibles clientes y se pueden encontrar muchas y variadas habitaciones temáticas.

Por supuesto, en el país del sol naciente, no podía faltar la habitación-picadero de Hello Kitty. Un lugar decorado en rosa y blanco para dejarse llevar por los más bajos instintos.

Vía: Crazy Japan!