Mareos de un geek

Mens Geek in Corpore Insano

Menú Cerrar

Mac Pro, el diamante en bruto de Apple

mac-pro-1

El pasado lunes, Apple presentó sus novedades hasta final de año, ante la ausencia de un nuevo terminal iPhone, que suele ser lo que más promociona estas keynotes, Apple se desmarcó actualizando su solución más profesional, el Mac Pro. Como puede comprobarse en el enlace en español del producto, todavía se ofrece la versión anterior, un modelo potente pero que no destaca por su diseño.

De hecho, el Mac Pro ha sido siempre la solución más espartana de Apple, por supuesto, está dirigida a un mercado muy profesional: músicos, editores de vídeo, servicios que requieran una gran capacidad de proceso, etc.. y por supuesto, siendo Apple, los precios son acorde a lo que ofrece, multiplicado por dos o por tres. Aunque ya no se venda en Europa, en EEUU sus precios van desde los $2500 hasta los casi $12000.

A mucha gente este nuevo modelo les ha pillado por sorpresa, sobretodo después de cancelar la disponibilidad del Mac Pro y mantenerlo únicamente en EEUU. Pero también forma parte de una nueva política de Apple, una especie de vuelta a sus orígenes que también les fue en el pasado con la vuelta de Steve Jobs. El nuevo modelo de Mac Pro será enteramente diseñado y ensamblado en EEUU, es decir, un Apple Made in USA después de la globalización que ha sufrido toda la economía mundial.

Lamentablemente y como ya he comentado, no veo a este nuevo Mac Pro como un éxito de ventas, dado que está dirigido a un sector muy concreto y exigente. Y tal vez, por el nivel de exigencia y la nueva configuración del Mac Pro venga otro de los mayores inconvenientes. El nuevo Mac Pro se construye hacia afuera, es decir, como modelo básico ofrece potencia de computación pero el nuevo diseño disminuye sus posibilidades de ampliación interna: tarjetas, discos duros y otros dispositivos deben conectarse en los múltiples puertos disponibles.

mac-pro-2

Aún no se han anunciado los costes del nuevo terminal y habrá que valorar las necesidades de ampliación para una configuración básica pero está más que claro que dada la potencia de iMac y MacBook Pro (e incluso Air) para el ámbito doméstico y profesional, tendrá muy difícil encontrar un hueco que parece no tener desde que el primer Mac Pro fuera lanzado en 2006.

Por cierto, además de este nuevo modelo, Apple sí que presento novedades en cuanto a sus sistemas operativos: iOS mira a Windows y Android, adaptando su flat design y un montón de características del sistema de Google. Tal vez la principal novedad y más útil sea la inclusión de una nueva medida de seguridad para evitar que el terminal pueda usarse si es robado. He podido probar el nuevo sistema en el terminal de testing del trabajo y la verdad es que le da un aire renovado al iPhone, algo que es de agradecer, en cuanto a usabilidad, creo que mantiene el estilo iPhone que es lo que mantiene al terminal.

Por otro lado OS X Mavericks verá la luz el próximo otoño, que parece más una actualización que una nueva versión: mejoras a nivel del Finder, nueva versión de Safari y la inclusión de M(ierda)apas de Apple, son algunas de sus principales novedades. Para mí, insuficientes como para justificar una nueva versión del SO, pero bueno.. ahora está de moda sacar una nueva versión cada año cuando antes consideramos a Windows Me o Vista meras actualizaciones y se criticó a Microsoft por ello.