Mareos de un geek

Mens Geek in Corpore Insano

Menú Cerrar

Noticias del Wi-fi

Mientras Mislata Wireless sigue creciendo y el próximo día 30 tenemos una cena-reunión para constituirnos como asociación, los pilares del Wi-fi son sacudidos por la entrada de las grandes empresas a escena.

Son muchos los medios que se hacen eco del aumento de puntos Wi-fi en nuestro país. Prácticamente cualquier oferta de linea ADSL de alta velocidad incluye un router inalámbrico, lo cual se traduce en un nuevo punto de acceso.

Frente a esta proliferación de nuevos puntos de accesos (tu propio vecino puede ser uno de ellos) desde El Mundo y Baquía, se analizan las consecuencias de proteger o compartir la conexión.

Al parecer los comentarios sobre la seguridad de estos dispositivos se centran en la implantación de códigos maliciosos en los ordenadores de la red o el uso de datos disponibles en redes empresariales con acceso libre.

Obvian sin embargo uno de los puntos más importantes, presente sobretodo si compartes tu conexión.

El uso inadecuado de tu conexión a Internet por parte de terceras personas. Si alguien comete un délito utilizando tu conexión, no dudes sobre quien va a recaer la culpabilidad,..

Empresas como FON, que fomentan la compartición de la conexión no se hacen responsables de este tipo de sucesos.

Pero ésta no es la única dificultad que están encontrando las redes libres. Al parecer Telefónica se posiciona en el negocio. Su alianza con otras empresas europeas del sector pretende hace frente a FON. Publicada en Expansion.com(de pago): Telefónica, Telecom Italia y Portugal Telecom se alían para facilitar a los doce millones de clientes de banda ancha de España, Italia y Portugal una conexión a Internet sin hilos durante sus desplazamientos.

Martin Varsavsky ya respondió en su blog a esta noticia restándole importancia pero desde otros blogs se cuestiona la posición en que pueda quedar FON con la entrada de las grandes empresas de las telecomunicaciones europeas en el tema del Wi-fi.

No es una guerra abierta, pero nadie quiere quedarse sin su trozo de pastel. (En este caso sin sus hotspots)