Solo: A Star Wars Story es la segunda película basada en Star Wars que no sigue a la saga original, después de Rogue One. En este caso se centra en la vida de Han Solo antes de cruzar su vida con Obi-wan Kenobi y Luke Skywalker en Tatooine.

La película se define como un western espacial (me ha venido a la cabeza Cowboy Bebop) y ha sido dirigida por Ron Howard, quien, además de Cowboys & Aliens, ha dirigido películas como Willow.

No hay que olvidar que el protagonista de esa película (también producida por George Lucas en su momento) ha ido apareciendo en casi todas las películas de Star Wars desde que interpretara al ewok Wicket.

En todo caso Howard ha dirigido también películas como Apolo 13, El Alamo o la trilogía de películas inspiradas en las novelas de Dan Brown. Lo más curioso es que Howard reemplazo a Phil Lord and Christopher Miller después de que éstos llevaran casi cuatro meses de rodaje tras algunas discrepancias con la gente de Lucasfilm.

En el elenco de actores destacan Emilia Clarke y Woody Harrelson, la primera, protagonista absoluta de la última temporada de Game of Thrones y el segundo consagrado tras aparecer en múltiples películas después de hacerse famoso en la serie Cheers.

Volviendo a lo que es la película, Solo: A Star Wars Story se sitúa unos años antes de lo narrado en Rogue One, así que nos permite descubrir algunos aspectos de la vida de Han Solo, como su encuentro con caracteres emblemáticos de la trilogía original: Chewabcca y Lando Calrissian.

Además también aparece, como no, el Halcón Milenario, demostrando que desde su primer momento iba a convertirse en la nave de referencia del universo Star Wars.

Por lo demás, Solo: A Star Wars Story no deja de ser eso, una historia entretenida, basada en Star Wars y que visto lo visto, no deja de ser una película más. No tiene la acción de Rogue One, ni necesita presentar a los personajes, es más oscura (por momentos no se ve muy bien) y sinceramente, no aporta nada nuevo, ni narrativamente ni visualmente.

Sin querer revelar nada, sí que es cierto que hay una aparición sorprendente casi al final de la película, aunque el misterio y cuestiones que pueda plantear ya estaban resueltos en la última temporada de la serie de animación Star Wars Rebels.

Como ya he comentado, no creo que aporte nada a todo el universo de Star Wars, de hecho, su batacazo en taquilla (ha sido la única película que no he visto en el cine) hizo que Disney cancelará cualquier proyecto similar.