Honestamente, nunca pensé, hace trece años que aguantaría tanto tiempo escribiendo en Mareos de un Geek.

En realidad, cuando ha habido largos períodos sin escribir, no creía que volvería a hacerlo.

A lo mejor, con el mismo retraso que llegó, se va, hace tiempo que dicen que los blogs están muertos.

Al final, este espacio es como un gran archivo de las cosas que me gustan, me importan o hago.

Tiene espacio para todo, mis aficiones, mis opiniones, mis vivencias.. incluso alguna vez, mis emociones (pero las menos)

Y sobretodo, tiene pinta de no parar, porque sigo teniendo ideas para publicar.

Ideas y libros, videojuegos, viajes que hacer.. una vida por delante para Mareos de un Geek.

También tengo casi doscientos borradores que tengo que acabar y publicar, muchos de ellos cervezas del pasado año, vivencias e historias de mi época en Londres..

Algo que sí quiero volver a hacer este año es volver a ofrecer información sobre tecnología, Linux, software o Apple.

Básicamente, volver a cacharrear y estar un poco al día. Honestamente, tampoco tendría mucha idea ahora mismo si tuviera que comprarme un ordenador nuevo.

Además tengo en casa tres Raspberry Pi y un servidor esperando ser configurados y usados de manera correcta.

Como siempre, intentaré mantener este espacio lo más impoluto posible, no me reporta un céntimo, pero prefiero que sea así a tener el blog lleno de anuncios.

Es algo que me ha preocupado, porque los costes del servidor se han elevado y honestamente, los afiliados de Amazon no dan para mucho.

Otra solución sería poner en marcha de una vez, alguno de los proyectos que siempre he tenido en mente y ver de que manera se pueden monetizar.

De todas maneras, eso son cosas que por supuesto iré contando por aquí, en un futuro, espero, no muy lejano.

Gracias a todos los que seguís leyéndome y que dure muchos años más.

¡Nos seguimos leyendo en Mareos de un geek!