Mareos de un geek

Mens Geek in Corpore Insano

Menú Cerrar

Asturias

asturias

Asturias ha sido la primera etapa en mis vacaciones por el norte de España. Aprovechando que queda entre Cantabria y Galicia, parada a la ida y parada a la vuelta. Así he podido visitar cuatro zonas distintas: Cudillero, Luanco y Candás, Lastres y la ciudad de Gijón.

Gijón

La primera parada después de salir a buena mañana desde tierras cántabras fue la ciudad de Gijón. Esta ciudad es una de las más importantes del principado (seguramente los ovetenses no piensen lo mismo) y me pareció una ciudad tranquila, bastante pequeña y con poco que ver o hacer.

Gijón es conocida por su trasiego nocturno y por supuesto por su plato más popular, el cachopo de ternera con queso de cabrales, que tuve que probar. Después de intentar aparcar por el centro de la ciudad y ver que era imposible, acabamos dejando el coche en el estadio de El Molinón, para caminar a través del parque de Isabel la Católica y acabar recorriendo toda la playa de San Lorenzo.

gijon

Al final del paseo se encuentra la parte antigua de la ciudad, bastante pequeña, pero con algunos edificios singulares como la Parroquia Mayor de San Pedro Apóstol, el Ayuntamiento de Gijón, el Palacio de Revillagigedo y el Museo Casa Natal de Jovellanos.

Al norte de esta zona se encuentra el Cerro de Santa Catalina, que en su momento fue la principal defensa de la ciudad, ya que allí se emplazaban las piezas de artillería que defendían el puerto. Hoy en día es un parque que se encuentra coronado por la gigantesca escultura del Elogio del Horizonte.

gijon-2

Bajando por la parte occidental de esta zona se encuentra el puerto deportivo de Gijón y la playa de Poniente.

Volviendo por la zona centro se pueden encontrar distintas galerías de artes, el teatro Jovellanos, varias plazas y pequeños parques, además de la Basílica-Santuario del Sagrado Corazón de Jesús, pero toda esta zona me pareció bastante cerrada e incluso la propia basílica se queda encajonada entre los edificios.

Luanco y Candás

Siguiendo con la ruta hacia Galicia y situadas entre Gijón y Avilés, se encuentran las poblaciones de Luanco y Candás. En la segunda de ella pase la noche antes de partir hacia tierras gallegas.

Aprovechando la parada y cercanía de Luanco, fue visita obligada antes de cenar en Candás. En Luanco se puede disfrutar de su playa, bastante grande y muy bien acondicionada. También se puede visitar la Iglesia de Santa Maria o recorrer el casco viejo donde se encuentra la Torre del Reloj, además del antiguo puerto que con la marea baja se convierte en otra playa (bastante sucia)

luanco

En Candás, además del puerto, se puede visitar todo el centro de la población, donde hay multitud de restaurantes y tiendas orientadas al turismo. Además la noche que pasé allí se estaban celebrando las fiestas y había bastantes actuaciones en las distintas plazas.

Cudillero

Ya finalizado el periplo por tierras gallegas había que recuperar fuerzas después de recorrer gran parte del camino de vuelta. El lugar escogido fue Cudillero, una población asturiana muy pintoresca y que he de reconocer que fue la que más me gusto de todas las que visitamos en el Principado.

cudillero

Cudillero se encuentra en la ladera de una montaña, descendiendo hasta el nivel del mar, donde se encuentra el puerto. La única calle transitable por automóviles es la carretera que atraviesa el pueblo a ese nivel, donde también se encuentra la única plaza, con todos los restaurantes.

El resto de la población es accesible únicamente andando, ya que son todo escaleras entre las casas, empiezas a subir y cuando te das cuenta estás en la parte alta Cudillero, en la zona conocida como La Atalaya.

Lastres

Y la última parada asturiana correspondió al que fue conocido como el pueblo del Doctor Mateo. La verdad es que me encantaba la serie cuando estaba en España y estaba enamorado de los paisajes, así que no podía dejar pasar la oportunidad de visitarlo.

lastres

Sinceramente, me decepcionó un poco, es cierto que Lastres ha sido elegido en varias ocasiones el Pueblo más Bonito de España, se ha hecho popular en televisión gracias a la serie de Doctor Mateo.. pero llegas allí y quitando la foto desde el puerto con todo el pueblo en la montaña, no tiene más.

El pueblo en sí, son casas y casas, tiene dos playas y en pleno agosto, a las 5 de la tarde, a duras penas encuentras un bar donde tomar un refresco.