Crónicas de Españistán (XIX) – Vuelta al cole

Hoy empieza la vuelta al cole en Andalucía. Hasta este año 2020, esta frase era sinónimo de una campaña de una conocida tienda española.

Lamentablemente, el coronavirus ha afectado las vidas de todos en todos los aspectos. La educación no iba a quedarse de lado, sobretodo por la gran interacción entre personas que hay en ella.

Mientras se suceden los anuncios de vacunas, pruebas, fechas de vacunación, cancelaciones, etc.. los niños han estado en casa, dejando de lado su rutina escolar.

Ahora, por decisión política, ha llegado el momento de convertir las escuelas y colegios en un gran experimento.

Utilizando al grupo que menos riesgo tiene aparentemente frente a los efectos del coronavirus, se va a intentar exponer poco a poco a la población.

Es lamentable que las autoridades políticas estén poniendo en riesgo la vida de las personas de esta manera.

Indudablemente, aquellos que tenemos personas de riesgo cerca, no estamos muy contentos.

Ha quedado claro que lo que interesa es liberar a la masa de trabajadores para que puedan reactivar la economía.

El problema es que los trabajadores tenemos todos los números para ser, encima, perjudicados. No se cubrirá como baja el confinamiento obligatorio de niños no positivos.

Y es que a la mala gestión, las mentiras y todo lo que se ha sucedido desde el comienzo de esta crisis, hay que sumar que encima se menosprecie la vida de los ciudadanos de esta manera.

Porque la crisis del coronavirus también podía verse como una oportunidad para mejorar todas aquellas áreas de la gestión pública que se habían perdido en la última década con la crisis de 2010.

No ha sido así, como lleva ocurriendo en España desde hace siglos, se ha preferido remendar todo con una visión cortoplacista.

Aunque el coste de las soluciones lo van a tener que pagar varias generaciones futuras.

Como resumen de esta vuelta al cole en el caos del coronavirus, me quedaré con la frase fuera de la reunión oficial del director del colegio de mi hijo:

los de infantil, como no están obligados, por favor, si podéis que no venga. El resto es obligatoria la asistencia.

Para el resto de padres, paciencia y buena suerte con la vuelta al cole de vuestros hijos.

Si quieres recibir mi lista de correo mensual apúntate a través de este enlace, solo tienes que introducir tu dirección de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: