Darmouth es una localidad costera de Devon situada en el estuario del río Dart (que pasa por Totnes) La ciudad se extiende por el extremo occidental del final del estuario, frente a Kingswear.

Ambas localidades están comunicadas mediante un ferry y disponen de puertos y embarcaderos para embarcaciones recreativas y deportivas.

Justo en la entrada del estuario se encuentra el castillo de Darmouth, un edificio defensivo que se ha ido reforzando con el paso del tiempo, aunque actualmente es un museo.

El castillo de Darmouth tiene más de 600 años de historia y ha formado parte de la primera línea de defensa en la costa oriental inglesa durante todo este tiempo.

El castillo fue construido junto a la iglesia de St Petrox, que finalmente acabaría siendo parte del recinto. Durante el paso del tiempo se reforzó frente a las amenazas de invasión que llegaban del continente: españoles, franceses..

En la época victoriana se montó una batería permanente de cañones que llegó a enfrentarse a barcos franceses. Finalmente, durante la segunda guerra mundial también fue empleado como posición de vigilancia.

Si se visita este castillo no hay que olvidarse de bajar por la parte occidental los acantilados por las escaleras de roca y disfrutar de fuerza del mar del canal.