Lamentablemente, como ya se veía venir desde el acuerdo entre Francia y Alemania, el Consejo Europeo ha aprobado la reforma de la Ley del Copyright.

Finalmente, los únicos países que se han opuesto han sido Luxemburgo, Países Bajos, Finlandia, Italia y Polonia.

La reforma de la Ley del Copyright incluirá los polémicos artículos 11 y 13, que además no están nada claros y son bastante abiertos en su aplicación.

España, ha apoyado desde su inicio las reformas que pretende aplicar esta ley. De hecho, el artículo 11 es una especie de canon AEDE.

Supondrá pagar por las noticias enlazadas, perjudicando tanto al tráfico de entrada de los portales de noticias como a los propios buscadores y agregadores.

El artículo 13 es el más controvertido ya que supone que las páginas webs deben comprar las licencias de los contenidos expuestos, además de añadir filtros y herramientas para comprobar si los contenidos tienen derechos de autor.

Páginas donde los usuarios generan el contenido como portales de vídeo, música, foros, wikis, etc.. deberán realizar una gran inversión o dejar de estar disponibles en Europa.

Prácticamente, todas las plataformas digitales se verán afectadas, a no ser que cumplan estos tres requisitos:

  • Una antigüedad menor de 3 años.
  • Facturación de menos de 10 millones de euros anuales.
  • Menos de 5 millones de visitas únicas al mes.

No sería extraño que muchos servicios directamente dejarán de funcionar o estar accesibles desde los países comunitarios, como ya ocurrió en menor medida con la GDPR.

De todas maneras, la ley, aún tiene que pasar por el Parlamento Europeo, pero visto que hay elecciones en mayo, parece que será una de esas leyes que se aprueban en el último momento.

Los países que se han opuesto ya han manifestado que ven serias dudas a que esta ley pueda fomentar el progreso y la innovación en el continente.

Se puede leer más información al respecto en la web de #SaveYourInternet.