El Dilema de las Redes Sociales

El Dilema de las Redes Sociales es un documental disponible en Netflix que se adentra en el poder y dinero que mueven las redes sociales actuales.

Dirigido por Jeff Orlowski, es una buena opción para entender los entresijos de plataformas como Twitter, Facebook, Instagram..

Los orígenes

Tanto los orígenes de las redes sociales, como los de este documental son bastante curiosos.

Las redes sociales surgieron a mediados de los años 90 como herramientas de socialización a través de Internet.

Lamentablemente, el objetivo, a nivel social, parece haber sido justo el contrario.

La falsa sensación de permanencia a una comunidad no hace si no ocultar graves problemas de soledad.

Es en ese punto en el que las redes sociales, además asaltaron el negocio de la publicidad.

Si a Google, siendo un simple buscador, le iba bien, ¿por qué no a las redes sociales, dónde la gente gastaba mucho más tiempo?

Para ello, además, como ya hace Google, disponen de millones de datos de los usuarios.

Si algo es gratis es porque están monitorizando y utilizando tus datos indiscriminadamente, el producto eres tú.

Afortunadamente, si lo que queremos es pertenecer a una comunidad, existen redes sociales libres de sistemas publicitarios y rastreo.

No son las más populares.

Volviendo a nuestras redes sociales monitorizadas, empezaron vendiéndonos productos y acabaron mostrándonos mensajes y grupos de dudosa credibilidad.

Así es como los algoritmos que gestionan los contenidos de estas redes sociales trabajan.

Por supuesto, se pueden manipular, mediante campañas (con dinero de por medio) y ofrecer a los usuarios diferentes mensajes.

Éste es el origen de las denominadas fake news que han acabado persuadiendo a los usuarios con las ideas más disparatadas.

De ese concepto partió Orlowski para empezar con este documental. Cuando se enfrentó al tema de los terraplanistas, quiso investigar porque había tantos y estaban tan convencidos.

La respuesta la encontró en la multitud de vídeos, artículos y publicaciones que se podían encontrar en redes como Youtube, Facebook..

Una vez entrabas a uno de ellos, empezaba una cadena de contenidos relacionados que acababan moldeando tu opinión.

Por supuesto, la posible veracidad o base científica y racional se perdían o enmascaraban una vez iniciada esa cadena de contenidos.

La mecánica

Detrás de conceptos como growth hacking se esconden conceptos mucho más simples y antiguos.

¿Quién no conoce los sistemas piramidales o la forma de captación de las sectas religiosas?

Pues las redes sociales están comandadas por algoritmos e IA que actúan de manera similar.

El objetivo final es atraer al máximo número de personas, de ellas, un número indeterminado acabará aceptando las ideas expuestas y ayudando a su difusión.

Incluso, si no acaban de aceptar por completo las ideas expuestas, el mero hecho de difundirlas ayuda a su crecimiento.

Estas estrategias, meramente comerciales, se han demostrado muy eficientes a la hora de manipular la psicología y forma de pensar de la gente.

Es curioso, que en la época en la que se aboga por una educación donde se potencie el pensamiento crítico, estemos dirigiendo a generaciones completas a ser manipuladas por este tipo de herramientas.

El documental

El Dilema de las Redes Sociales es un documental que intenta explicar con sencillez este tipo de actuaciones.

En principio está basado en el testimonio de varios agentes muy activos en el diseño de las redes sociales.

Antiguos empleados de las más importantes explican como crearon los algoritmos que controlan muchos de los aspectos anteriormente expuestos.

Sinceramente, estos genios de Silicon Valley intentan transmitir una imagen de arrepentimiento. No hay que olvidar que hace unos años se estaban llenando los bolsillos aprovechando lo mismo que ahora denuncian.

Es tal vez, ese sesgo el que hace que el documental en conjunto no sea redondo del todo.

Por supuesto y dada la situación actual en EEUU, se acaba polarizando, como todo lo que se expone a la crítica en los tiempos que corren.

Que tenga que haber buenos y malos no es una buena señal de neutralidad.

Conclusión

Indudablemente, el problema de las redes sociales va más allá que El Dilema de las Redes Sociales.

Las redes sociales se han convertido en un modo de vida para muchas personas pero han atrapado a muchas más.

Desde el punto de vista personal, lo más efectivo sería dejar de utilizarlas.

Por supuesto, si se quiere volver al origen social, se pueden probar alternativas libres de sistemas de rastreo o seguimiento.

Si no, siempre se puede mejorar la privacidad y seguridad en las actuales.

El objetivo final es no dejar que las redes sociales acaben controlando y manipulando tus opiniones o formas de pensar.

Se han convertido en otro canal, como los medios de comunicación, con el que controlar a la población.

Tal vez, un objetivo más ambicioso sería obtener la desconexión, pero en un momento en el que el móvil es como un apéndice de las personas, parece algo imposible.

El Dilema de las Redes Sociales puede verse en Netflix.

Si quieres recibir mi lista de correo mensual apúntate a través de este enlace, solo tienes que introducir tu dirección de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: