El Juego es una de las últimas películas que he podido ver en Netflix. Se trata de una comedia francesa con toques dramáticos dirigida y adaptada por Fred Cavayé.

La película El Juego se estrenó a finales del pasado verano en Francia pero a España ha llegado directamente vía Netflix.

El argumento de El Juego es bastante simple y es una de las adaptaciones de la historia escrita por Filippo Bologna en 2016. El Juego adapta la misma historia que Perfectos Desconocidos, película de Alex de la Iglesia del año 2017.

Hasta el momento la película original, italiana, ha tenido adaptaciones en España, México, Corea del Sur, Turquía..

Cuatro amigos se reunen a cenar en casa de uno de ellos, tres acuden con sus respectivas parejas. Para animar la cena deciden dejar los teléfonos móviles en el centro de la mesa y compartir mensajes, correos electrónicos, llamadas..

Indudablemente eso acaba creando varios conflictos y descubriendo secretos tanto entre ellos como particulares.

Para esta adaptación francesa de El Juego se cuenta con algunas actrices francesas de primer orden como Bérénice Bejo y Suzanne Clément.

Resumiendo, El Juego es una película entretenida, con ese toque francés que hace algunos momentos, incluso más graciosos de lo que deberían ser. No es lo mismo el salero de un italiano o un español que ver a un estirado parisino intentando ser gracioso, pero resulta convincente.