Mareos de un geek

Mens Geek in Corpore Insano

Menú Cerrar

Entendiendo algo de japonés. Parte 2

Después de la primera parte ya deberiamos ser capaces de ver los simbolos extraños de los carácteres orientales. Ahora hay que entenderlos. Indudablemente tras leer este post no los entenderás, pero será una guía para su comprensión.

Existen dos divisiones principales en la escritura japonesa: los kana y los kanji. Por partes, los kana son dos silabarios compuestos por 46 sonidos básicos, 25 sonidos impuros que derivan de éstos y 33 diptongos que son combinaciones.

ひらがな

En esta web hay lecciones para escribir todos los carácteres del hiragana, indicando en cada caso el orden de trazos (es muy importante en toda la escritura japonesa) Los carácteres que representan los sonidos impuros se corresponden con algunos de los sonidos básicos a los que se les añade la marca de velarización (dos rayitas) o la marca de oclusión (un círculo) Mientras que los diptongos son combinaciones de los sonidos acabados en i con ya, yu, yo.

En los enlaces se muestran en detalle toda esta información.

El hiragana se utiliza para representar palabras japonesas que no son representables mediante kanji, para escribir furigana o bien para las terminaciones (okurigana) Este es el primer silabario que aprende un japonés, así que cuando no conoce el kanji que quiere escribir utilizará su equivalente en hiragana (escribirá el sonido equivalente al kanji con las sílabas correspondientes)

Para acabar con el hiragana, unos apuntes sobre pronunciación que también se aplican al katakana (el siguiente silabario) A pesar de que la pronunciación de las silabas japonesas es similar a como se leerían en español, hay que tener en cuenta ciertos sonidos:

– La r se pronuncia siempre suave. Recuerdas la diferencia de caro y carro, pues en japonés todo es caro :P
– Los sonidos sh, j, z y h se pronuncian como en inglés. Es decir, como share, join, zone o house.

Por cierto, en japonés el sonido l no existe, así que la coña de que el japonés lee l en lugar de r es bastante falsa. (Les pasa a los chinos, en japonés es justo al revés)

√£‚Äö¬´√£‚Äö¿√£‚Äö¬´√£∆í≈† (se escribiría correctamente en hiraga como √£¬Å‚Äπ√£¬Å≈∏√£¬Å‚Äπ√£¬Å¬™ o bien usando el kanji)

El segundo silabario de kana se compone de los mismos sonidos que el hiragana, pero su trazo al representarlos es más sencillo. Se utiliza mayoritariamente para transcribir extranjerismos, destacar palabras o para escribir onomatopeyas en los mangas.

De nuevo recurriendo a la web de Japanese About, una estupenda guía para aprender los katakana.

Un hecho importante del katakana son los sonidos especiales utilizados para representar sonidos que no existen en la pobre fonética japonesa. Pueden verse estas particularidades aquí.

Una vez estudiados los kana, decir que pueden aprenderse fácilmente en unos 2 o 3 días.

Lamentablemente es difícil encontrar un texto japonés escrito únicamente en kana.

æ¼¢å—

Los kanji representan el grueso del sistema de escritura japonesa. Fueron copiados de los chinos aproximadamente en el siglo IV. El sistema de escritura de los kanji se basa en representar un concepto mediante un carácter, con lo cual es distinto al sistema de sílabas de los kana.

Como el idioma japonés ya existía previamente a la utilización de los kanji para la escritura, éstos se pueden pronunciar como una adaptación del chino (on’yomi) o bien la pronunciación japonesa original (kun’yomi)

La pronunciación es una complicación añadida al hecho de tener que aprender a escribir los 1.945 √•¬∏¬∏√ß‚Äù¬® √¶¬º¬¢√•‚Äî (kanji de uso común) Realmente existen entre 45.000 y 50.000 kanji, aunque se usan unos 3.000 y es obligado conocer los 1.945 citados anteriormente. Si no están dentro de esa lista aparecerá el furigana.

Rōmaji Рãƒãƒ¼ãƒžå—

El r√Ö¬çmaji es una adaptación de los carácteres japoneses al alfabeto latino. De esta manera para un estudiante de japonés es más fácil pronunciar y leer en sus inicios palabras y textos japoneses.

Se utiliza principalmente en el aprendizaje del idioma japonés, aunque es aconsejable abandonar su uso en favor del hiragana y katakana con la mayor rapidez posible.

Las transcripciones más usadas son el método Hepburn y el Kunrei-shiki (conocido como Monbush√Ö¬ç por ser oficial del Ministerio de Educación de Japón)

Observaciones importantes
Los primeros vicios de los estudiantes de japonés son basar su lectura en el r√Ö¬çmaji y obviar el orden de traza de la escritura japonesa, dos aspectos que deben evitarse.
He puesto en cursiva los párrafos que según Rober le quitan intereses al asunto, si no quieres complicarte la vida, no los leas.
Por último, los nombres occidentales en japonés se escriben en katakana, que no te tomen el pelo al hacerte un tatuaje. En nipoblog están poniendo listados de los más comunes.