¡Qué lejos quedan los inicios de Game of Thrones! Han pasado más de ocho años desde que comenzó a emitirse la serie que ha marcado a HBO en la última década.

Lamentablemente, la productora, ahora plataforma digital tiene en su catálogo series mucho mejores que Game of Thrones.

Prometía, pero sus últimas tres temporadas han respondido a los seguidores con más decepciones que aciertos.

No hay que olvidar que Game of Thrones se basa en la serie de libros escritos por George R.R. Martin A Song of Ice and Fire. Martin empezó a escribir sus novelas en 1.996.

La serie A Song of Ice and Fire, según anunció el propio autor, se compone de siete libros. El problema es que aún tienen que ser publicados los dos últimos.

Por eso, las tres últimas temporadas de la serie de HBO no siguen ningún argumento publicado o escrito. Cuentan con el asesoramiento de Martin, pero el cambio de ritmo es bastante evidente.

Todo eso ha hecho perder originalidad a Game of Thrones, afectando tanto a su velocidad como a los argumentos.

Al final todo pasa demasiado rápido, con respuestas demasiado simples y poco elaboradas a tramas que llevaban abiertas demasiado tiempo.

No es de extrañar que las críticas y los seguidores hayan penalizado en exceso el conjunto global de la gran producción de HBO.

Lo peor de todo es que la serie ha caído por debajo del puesto 20 en algunas clasificaciones de series de HBO. Popular pero marcada por un final muy polémico.

Personalmente, no me ha gustado la temporada final, demasiado evidente. A día de hoy se vendería solo por el hype, pero ha resultado ser solo eso, expectación.