Grenoble es una ciudad francesa situada a los pies de las montañas de los Alpes, cerca de Italia. Desde comienzos de los noventa ha sido un hervidero de productores de música electrónica que han hecho de techno su sello de identidad: Miss Kittin, Oxia, The Hacker, Kiko, Jérôme D, Alexandre Reynaud, Human Body..

A mediados de los noventa la ciudad se convirtió en un hervidero de raves y sus clubs comenzaron a ser considerados como los mejores representantes del sonido techno en el país galo.

Aunque hay que incidir en la ayuda inicial de un grande de la música electrónica mundial, como es el alemán DJ Hell, su sello Gigolo Records ha amparado y lanzado al estrellato a la mayoría de productores techno franceses en los últimos quince años.

Éstas son algunas de las figuras más destacadas del techno francés con origen en la ciudad de Grenoble:

  • Miss Kittin. La francesa Caroline Hervé empezó su actividad en las cabinas a mediados de la década de los noventa. Tras encontrarse con DJ Hell en Marsella, éste la invitó a publicar bajo su sello Gigolo. En el año 2001 veía la luz su primer trabajo y la meteórica proyección internacional que la han llevado a actuar en clubs de todo el mundo. Junto con The Hacker una de las máximas exponentes del techno francés, sesiones potentes y sonidos innovadores son su carta de presentación. Desde el comienzo de su carrera ha residido en Ginebra, París o Berlín, captando la esencia de sonidos más peculiares de cada una de las ciudades.
  • The Hacker es el sobrenombre con el que se conoce a Michel Amato, todo un veterano de la escena electrónica francesa. Comenzó su actividad musical con sonidos cercanos al hardcore para acabar convirtiéndose junto con Miss Kittin en uno de los referentes del sonido electrónico francés. A comienzos del nuevo siglo, sus producciones alcanzaron fama mundial. Destacan sus colaboraciones con otros productores electrónicos franceses como Miss Kittin, Oxia, Kiko..
  • Oxia se ha convertido en todo un referente a nivel mundial del techno francés, su éxito Domino puso en boca de todos el sonido francés y a la ecléptica escena francesa. Olivier Raymond demostró que además de las actuales estrellas dentro del panorama house como David Vendetta o David Ghetta, Francia podía exportar minimal techno de máxima calidad. Ha colaborado con multitud de productores franceses e internacionales, tanto bajo el nombre de Oxia como con otros.
  • Jérôme D representa el sonido más electro de Grenoble, una fusión entre el primer sonido techno de grupos como Kraftwerk, Nitzer Ebb, Drexciya o Bobby. Sus producciones ven la luz bajo el sello Goodlife de Grenoble, apadrinado por The Hacker y Oxia.
  • Con una dilatada carrera a sus espaldas Kiko ya se ha convertido en una de las nuevas estrellas del sonido electrónico francés. Sus comienzos se cruzan con Oxia y The Hacker: Grenoble, Goodlife.. y producciones desde mediados de los noventa son la actual tarjeta de presentación de Kiko.

Estos son sólo algunos de los más destacados, los más conocidos, los que han colmado las listas de éxitos con sus temas o han recorrido gran parte de las pistas de Europa y el mundo entero, pero por supuesto, el sonido de Grenoble marcó una época en la escena francesa, la entrada del techno como cultura en la electrónica gala.