Nueva York: Central Park

Central Park es otro de esos lugares de Nueva York que todo el mundo tiene en su memoria.

En este caso, no hay excusa para que el gigantesco parque no sea uno de los sitios más visitados de la ciudad.

Además del parque, en su entorno hay numerosos museos y edificios significativos: embajadas, hospitales, rascacielos.. Manhattan en estado puro.

Para empezar la visita a Central Park fui en metro hasta el American Museum of Natural History, uno de los museos de ciencias naturales referente a nivel mundial.

Desde ahí accedí a la zona de el Lago, donde se encuentra la fuente de Cherry Hill.

Desde este punto, que se encuentra en una zona elevada, puede contemplarse gran parte del parque.

Posteriormente, recorrí toda la zona hasta llegar al Apple Store de la Quinta Avenida.

En esa zona de Central Park se encuentra el zoo, además de varias zonas ajardinadas, pistas para practicar deportes,

La zona de la Quinta Avenida que bordea Central Park es una concentración de museos:

También es una zona llena de embajadas y consulados de otros países.

Además en su extremo norte está el famoso hospital Monte Sinaí.

Dada su superficie, además de actividades deportivas y culturales, Central Park se ha convertido en un refugio para aves.

No es de extrañar que tenga varios puntos para la observación de estos animales.

Una pena que no pudiera recorrer todo Central Park, aunque la verdad es que se necesitarían varios días, si además se visita alguno de los museos.

Si quieres recibir mi lista de correo mensual apúntate a través de este enlace, solo tienes que introducir tu dirección de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: