Room

24012016A finales de febrero se celebrará una nueva gala de los premios Oscars en Los Angeles y las películas candidatas se estrenan casi de golpe en la temporada de Navidad y el mes de enero. Ese es el caso de Room, un drama canadiense que he podido ver este fin de semana.

La historia que cuenta Room es demoledora, asombrosa y lo mejor de todo es que la transmite desde la inocencia y debilidad del punto de vista de un niño. Jack, quien vive con su madre en una habitación de reducidas dimensiones y que sin saberlo se encuentra secuestrado junto a ella.

Cuando cumple 5 años, su madre decide contarle la verdad y piensa en un plan para poder escapar. Una vez liberados, empieza una nueva vida y nuevos problemas para Jack, siempre desde su punto de vista y teniendo al frágil niño como protagonista la historia avanza alrededor de las nuevas experiencias y la sensación de libertad que le rodea.

Pero a la vez experimenta junto a su madre sensaciones de presión, rechazo y agobio en el nuevo mundo que se encuentra fuera de la habitación.

La interpretación de Jacob Tremblay es muy buena y más si se tiene en cuenta su edad, le acompaña a la perfección Brie Larson, consiguiendo darle mayor dramatismo a la historia de Room. Aparecen otras caras reconocibles entre los secundarios, como William H. Macy.

Creo que he empezado la carrera de los Oscars con una de las mejores películas.

Si quieres recibir mi lista de correo mensual apúntate a través de este enlace, solo tienes que introducir tu dirección de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: