El mes pasado por fin vio la luz Sid Meier’s Civilization VI, han pasado casi seis años desde el lanzamiento de la anterior versión (sin contar extensiones)

Con Sid Meier’s Civilization VI no solo se vuelve al punto de partida de cada nueva edición, se incluyen además algunas novedades que hacen a este videojuego único en su género.

La nueva gestión de las ciudades

La más reseñable es la nueva gestión del territorio, los hexágonos alrededor de nuestras ciudades van a servir para algo más que explotar recursos y añadir pequeñas mejoras (granjas, minas, fortalezas, etc..)

Los edificios de la ciudad ahora se agrupan en distritos: el distrito comercial, el campamento militar, el puerto, el recinto sagrado, el teatro, etc.. es ahí donde podremos construir edificios especializados.

Los distritos pueden construirse en determinadas casillas y recibir bonificaciones. Por ejemplo, la zona industrial recibe bonificaciones si está cerca de minas. También los accidentes naturales pueden potenciar las bonificaciones.

Las maravillas también se construyen fuera del hexágono de la ciudad y a veces requieren encontrarse cerca de un distrito, sobre un determinado terreno, etc.. para poder ser construidas. Por ejemplo, las pirámides solo se pueden construir en un terreno desértico.

Toda esta nueva organización de las ciudades añade un nivel nuevo de planificación que requiere seleccionar los terrenos sobre los que estableceremos las ciudades que componen nuestra civilización.

otras novedades

Además de la actualización que han sufrido los gráficos y el apartado sonoro (algo ya clásico en cada nueva versión) las novedades a nivel estratégico también son bastante interesantes.

El sistema de gobierno se rige ahora por tarjetas seleccionables que se desbloquean conforme avanzamos en nuestro árbol de principios cívicos. En este árbol se puede ir avanzando en principios como el misticismo, la filosofía, el drama.. permite desbloquear las tarjetas, maravillas, distritos, etc..

En lo que respecta a la diplomacia, como todo inicio, va ligado a la IA de los oponentes y en este caso resulta un poco extraña. Se han añadido las agendas a las civilizaciones, algo que determinara como interactuaran con nosotros.

De estas agendas, conocemos uno de los puntos, que suele ser fijo y el otro podemos llegar a conocerlo según nuestra relación con esa civilización o gracias al espionaje. El espionaje está presente desde la época del Renacimiento y nos permite sabotear, robar dinero, obras de arte, tecnologías, etc..

Todo lo relacionado con la cultura y los grandes personajes se ha simplificado y vuelto mucho más transparente, viendo los puntos que generamos para obtener grandes personajes, comprarlos con oro, etc.. Lo mismo pasa con las grandes obras que incrementarán el valor de nuestra cultura.

Otras novedades son:

  • Las carreteras son construidas por nuestras rutas comerciales aunque también se pueden ampliar utilizando a los trabajadores.
  • Algunas unidades se pueden apilar, como las unidades de combate con trabajadores, grandes personajes y colonos. Las unidades militares pueden apilarse (las del mismo tipo) avanzando en las tecnologías y principios.
  • Los recursos dan acceso a una unidad de ellos por cada casilla que los explote.

civilizaciones

Esta nueva entrega de Civilization tiene de partida 18 civilizaciones, con sus correspondientes lideres, aunque Grecia permite elegir entre dos.

Los lideres permiten definir la personalidad de nuestra civilización, aportando sus habilidades y puntos a la agenda. Tres civilizaciones disponen, además, de una segunda unidad única: Inglaterra, EEUU y Noruega.

El resto de civilizaciones son: Alemania, Arabia, Brasil, China, Congo, Egipto, Escitia, España, Francia, Grecia, India, Japón, Roma, Rusia y Sumeria.

Los lideres son de lo más variado, a clásicos como Gandhi, Pericles, Victoria o Cleopatra se unen otros como Trajano, Pedro I, Federico Barbarroja..

España, después de la presencia de Isabel La Católica en la anterior edición tiene a Felipe II como máximo representante del Imperio Español y líder en su cruzada por controlar el mundo y difundir su religión.

Debería mejorar

Como ya he dicho, Sid Meier’s Civilization VI es un nuevo punto de partida y eso hace que tenga algunas carencias que se habían suplido con alguno de los miles de mods que ya existían en su versión anterior.

Aún así, el caso más flagrante es la IA de los jugadores controlados por el ordenador. Puede arruinar por completo una partida después de varios turnos o acortarla a la nada si nos cruzamos en su camino de manera temprana.

Las ciudades estado han pasado a un plano secundario, aunque generemos puntos y seamos sus protectores poco va a importar en determinadas partidas, ya que algunas civilizaciones, las rapiñan y conquistan de manera indiscriminada.

La unión de estos dos puntos hace que en algunos casos, la diplomacia sea inexistente, si de primeras le caes mal a otra civilización puede que nunca se de la oportunidad de empezar un diálogo con ellos.

El balance cuando se llega a la producción de maravillas debería equilibrarse un poco más, realmente hay algunas que tienen un coste demasiado alto.

Valoración personal

Como ya he dicho, cada vez que se lanza una nueva versión se tiene que sacrificar algo, aunque solo sea el gran trabajo de la comunidad durante todos estos años.

Sid Meier’s Civilization VI nace abierto a la comunidad y ya han aparecido varios mods, mapas, etc.. con lo cual, según la aceptación que tenga estos contenidos crecerán más rápido o más despacio.

Sinceramente, a mí la nueva experiencia en la gestión de los territorios me vale como excusa suficiente para dejar de lado Civilization V (cuantas horas) y pasarme a a esta nueva versión.

Aunque eso no quita que no eche de menos la complejidad y profundidad que había alcanzado Civilization V, es algo que llegará con el tiempo (seis años fueron necesarios con la versión anterior)