Star Wars: Squadrons

Star Wars: Squadrons es el último videojuego aparecido, hasta el momento, aprovechando la franquicia de Star Wars.

Generaba muchas dudas este título de EA, ya que las obligaciones comerciales son las que han hecho que haya visto la luz.

En realidad, Star Wars: Squadrons aprovecha el tirón que algunas misiones de Star Wars Battlegrounds y su secuela han dejado entre los seguidores de la saga galáctica.

Es en esos dos videojuegos donde se explota una experiencia total en el Universo de Star Wars.

Con Star Wars: Squadrons vamos a experimentar, únicamente, las misiones en las que nos hacíamos con los mandos de algunas de las naves, tanto imperiales, como rebeldes.

Tal vez por eso, este título pueda parecer a poco, bueno EA no ha querido arriesgarse, ha sido lanzado con un precio reducido y por ahora no están sacando mucho partido con DLC’s o añadidos que haya que pagar.

Analizando este Star Wars: Squadrons, es un videojuego orientado claramente a la parte multijugador, de hecho, su campaña, podría definirse como un tutorial.

Otro punto fuerte de este Squadrons es que está muy enfocado a utilizar las gafas de realidad virtual de la PlayStation 4.

Eso es una enorme alegría si dispones de ellas y un poco frustrante si no las tienes. Las sensaciones en algunos momentos son un poco raras, sobretodo cuando se trata de explorar hangares.

Afortunadamente, esto no afecta a la hora de los combates espaciales, que son, la miga de este Star Wars: Squadrons. Aunque sí que potencia la experiencia, poder girar la cabeza y ver todo lo que nos rodea es una sensación muy realista.

Por último, como ya he dicho, este título ha visto la luz por obligaciones comerciales y se nota en la escasez que muestra en muchos aspectos.

Los modos de juego multijugador son únicamente dos (y eso que está centrado en este aspecto) la Refriega, donde se enfrentan dos equipos con 5 naves y la Batalla de Flotas.

Además, únicamente hay 6 escenarios, donde predomina el ambiente espacial, que después de todo, son fondos negros con puntos blancos.

El aspecto más destacable es el grado de personalización, tanto de nuestro piloto como de nuestra nave.

Resumiendo, un título correcto, heredero de los míticos X-Wing vs Tie Fighter y las sagas de simuladores de LucasArts, aunque muy escaso en cuanto a opciones.

La única ventaja, como ya he comentado es que se puede encontrar por un precio bastante ajustado para tratarse de un videojuego recién lanzado, aproximadamente unos 25€.

Y por supuesto, si te gusta Star Wars, se convertirá en una excusa más para pasar un buen rato frente a tu consola.

Star Wars: Squadrons puede comprarse en Amazon.

Si quieres recibir mi lista de correo mensual apúntate a través de este enlace, solo tienes que introducir tu dirección de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: