Desde principios de años y con todo el lío de la mudanza, el verano, etc.. no había podido ver una serie nueva, así que ha tenido que ser una de esas series con pocos capítulos (10 episodios de la primera temporada) y que llegue el mal tiempo, lo que me ha hecho volver a sentarme frente al televisor.

The Haunting of Hill House es una serie de Netflix que podemos catalogar como serie de terror, aunque es más bien ese tipo de terror psicológico y el análisis de las vidas de los personajes los que van a deparar las mayores sorpresas.

Basada en el libro homónimo de Shirley Jackson, publicado en 1.959 y considerado como el mejor libro sobre casas encantadas publicado hasta el momento, la ficción terrorífica de Netflix está dirigida por Mike Flanagan que también se ha encargado del guión y de la producción.

Como su nombre indica va sobre una casa encantada y hay dejo de contar nada porque realmente vale la pena, aunque es cierto que los dos últimos episodios, con tal de moldear un final adecuado flojean un poco.

Sobre el final de la serie hay numerosas teorías en la red que puede que no dejen tan claro lo que se ve a primera vista.

Sea como sea y la interpretación del final que cada uno haga, The Haunting of Hill House es un digno relevo para la ya quemada American Horror Story que tras sus gloriosas primeras temporadas y la temporada con Lady Gaga parece asomarse al abismo, aunque puede volver a resurgir, nunca se sabe.

El caso es que el género del terror ha encontrado un buen filón con las series en los últimos años: The Strain, Penny Dreadful, Castle Rock, The Terror o la citada American Horror Story, ahora suman The Haunting of Hill House.