Como cada verano, es ese día en el que toca sumar. Sumar experiencia, sumar ilusiones, sumar sueños.. un año más.

Dicen que los 40 son los nuevos 30, porque los 30 eran los nuevos 20, etc.. creo que la edad es algo que solo cuenta en el DNI.

Realmente, nos sentimos viejos o jóvenes dentro de nosotros mismos. Una persona puede sentirse vieja y madura en algunos aspectos de su vida y jovial en otros.

Por ahora, no me siento maduro, ni viejo en ningún aspecto de mi vida, así que toca seguir creciendo y sumando.

Algunos consejos, porque después de 40 años, algo he aprendido:

  • No tomarse en serio la mayoría de cosas que escuchamos, sobretodo en las noticias.
  • Disfrutar del presente. Es algo complicado hoy en día, sobretodo por las distracciones que tenemos, pero hay que hacer el esfuerzo.
  • Desconectar, no solo del trabajo, si no de todo lo demás. ¿Habéis probado a olvidar el móvil una mañana en casa? Menuda tranquilidad.
  • Tener cerca a familiares y amigos. Es un poco contradictorio en mi caso, porque para estar cerca de mis personas más queridas necesito el móvil, pero no siempre es así.
  • Depender de uno mismo. Sobretodo en las pequeñas cosas que están en tu mano, no esperes, actúa.
  • Cumple tus sueños. Todo es posible en esta vida, de una manera u otra.