Willow

Willow es una película de fantasía dirigida en 1988 por Ron Howard y basada en una idea que George Lucas (a la postre productor de la misma) había gestado a principios de los 70.

Estamos ante la típica aventura fantástica repleta de magia, combates desordenados y duelos a espada o cualquier arma contundente que se tercie.

Por supuesto, tiene un héroe, aunque en este caso, el papel está bastante compartido y no cumple ninguno de los estándares.

Argumento

Willow, el protagonista, es un joven aprendiz de mago que pertenece a una raza de hombres enanos. Un día, su mujer, encuentra una bebé humana.

La bebé resulta ser la princesa de uno de los reinos que está dominado por una poderosa hechicera que teme su retorno.

Es así como lanza una cacería para encontrarla y acabar con su vida.

Mientras tanto Willow intenta devolverla con los humanos para evitar males mayores a su aldea.

Por el camino se encontrará con Madmardigan, un guerrero humano interpretado por un joven Val Kilmer.

Lejos de ser un héroe, se encuentra condenado a morir y es liberado por Willow. Además es bastante mujeriego y vividor.

Antes de acabar con la maligna hechicera habrá muchas aventuras, seres increíbles, dragones, batallas..

Con todo ello, además, se intenta transmitir un mensaje de superación constante, dado que Willow parte como un joven inexperto y débil, para acabar triunfando.

Willow ha sido la primera de las películas de mi infancia que he querido rememorar en estos tiempos de sofá y manta.

He de reconocer que ha aguantado muy bien el paso del tiempo.

En su producción, Howard se apoyó en la ya potente Lucasfilm y en Industrial Light & Magic para los efectos especiales.

James Horner se encargó de la banda sonora que brilla por su calidad.

Curioso que George Lucas decidiera escribir Willow al no poder hacerse con los derechos de El Hobbit.

Y curioso también que muchos años antes, se eligiera Nueva Zelanda como escenario de un mundo de fantasía, como pasó posteriormente con la trilogía de Tolkien.

Además de la película, Capcom fue la encargada de crear un videojuego, ya de culto, tanto para las máquinas arcade como para varios sistemas domésticos.

Willow puede verse a través de Disney+ donde se rumorea podría aparece una serie que continuará la historia original.

Años más tarde, Howard volvería a dirigir otra historia basada en otro de los mundos creados por Lucas, la película Solo: A Star Wars Story.

Si quieres recibir mi lista de correo mensual apúntate a través de este enlace, solo tienes que introducir tu dirección de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: