Baki es una serie anime de Netflix que adapta el manga Baki: The Grappler. En esta primera temporada se narra el arco titulado Los condenados a muerte más malvados.

El manga de Baki se compone de Baki: The Grappler, Baki y las secuelas Hanma Baki y Baki-Dou. La segunda temporada de Baki en Netflix ha sido lanzada este mismo mes de abril.

Esta adaptación de Baki corre a cargo del estudio japonés TMS Entertainment. Las animaciones y dibujos están muy logrados, siguiendo un corte clásico y sin CGI ni efectos más innovadores.

La serie sorprende por su violencia, llegando a ser en algunos casos extrema. La narración nos pone en la piel de Baki, el joven campeón mundial de lucha sin reglas. Frente a él y otros luchadores japoneses aparecen algunos de los criminales más peligrosos del mundo.

Estos criminales estaban condenados a muerte y buscan retar a los mejores luchadores. Las peleas son interminables, con tretas, trampas y cualquier artimaña imaginable. Todo ello con una violencia que roza el gore en muchas escenas.

En algunos momentos recuerda a clásicos como El Puño de la Estrella del Norte. Violencia gratuita en muchos casos, en este caso localizada en el mundo de la lucha.

Lamentablemente, el guión es un poco simple, es decir, no hay nada más allá de las peleas y la violencia. Incluso en esta primera temporada, la presencia de Baki es casi testimonial.

Puede encontrarse más información en la página web de la serie.