Sin lugar a dudas, la otra vencedora en los Goya, además de El Reino fue Campeones.

Campeones es una comedia dramática dirigida por Javier Fesser y el sello de Fesser se nota.

Humor y situaciones bastante ridículas e inesperadas centradas en un equipo de baloncesto de discapacitados.

Javier Gutiérrez y Athenea Mata son la pareja protagonista, él, un reputado técnico de la ACB que acaba cumpliendo trabajos sociales.

Ella, es su pareja, con la que no anda muy bien, después de proponerle tener descendencia.

Y el complemento a toda la situación es el equipo de Los Amigos cuyos componentes son interpretados por actores principiantes con distintas discapacidades.

Resumiendo, una buena película, entretenida, emotiva y con final feliz.

Jesús Vidal se ganó el premio a mejor actor revelación por su gran interpretación de un hipocondríaco terminal.