Aunque he reducido drásticamente la ingesta de cerveza después de la ruta cervecera por Málaga, no pude resistirme a probar una cerveza guatemalteca que me habían regalado a principios de mes.

No es mi primera experiencia con cervezas de Centroamérica, de hecho, he probado tanto cervezas mexicanas como panameñas.

Sin tener el nivel de las cervezas europeas o de EEUU, las cervezas industriales del otro lado del Atlántico son bastante suaves y se dejan beber (algo que por ejemplo no sucede con el mismo tipo de cerveza cuando su procedencia es del este de Europa)

Es el caso de esta cerveza Gallo de la Cerveceria Centro Americana, con un aroma suave y una amargor prácticamente inexistente se bebe con rapidez.

La cerveza Gallo se debe consumir a una temperatura bastante baja, tanto por la climatología de su zona natural como por su poca intensidad en cuanto a sabor.

Tal vez debería haberla guardado para el próximo verano, pero no sé si la percepción sobre esta cerveza Gallo habría sido mejor o peor.

En resumen, una lager equilibrada, en la norma de lo que se puede esperar de una cerveza industrial y que he puntuado en Untappd con un 2 sobre 5.