Crónicas de Españistán (XXV) – Andorra

La verdad es que estas semanas estaba pensando si seguir escribiendo sobre la gestión tercermundista de la crisis del coronavirus en España o no.

Como el nivel de saturación respecto a ese asunto es bastante elevado, había decidido pasar del tema.. total, no voy a arreglar nada.

Pero, como en todo, ha surgido un tema, en el que todos los cuñados de barra de bar parece que se han fijado e incluso ha llegado a aparecer en los medios de comunicación.

Sinceramente, no conozco a ninguno de los youtubers o influencers famosos que se embolsan millones de euros al año hablando de cosas que ni me interesan.

Que uno de ellos, haya decidido mover su residencia a Andorra para pagar menos impuestos, en principio, es algo que me debería dar igual.

De hecho, gente ganando dinero y tributando en España, somos muchos.

El uso que se dan a esos impuestos, es más que dudoso, gran parte de ese dinero va a mantener chiringuitos, pagar favores, etc.. está pasando con muchos contratos en la actual crisis.

Que España es un país con la corrupción en su ADN es algo histórico.

Por otro lado, que estos jóvenes, prefieran amasar una fortuna a redistribuir el dinero que tienen la suerte de ganar, me parece muy lógico.

Se les está criticando porque dicen que las carreteras, hospitales, funcionarios, no se pagan solos, se pagan con impuestos.

Las carreteras en España, al menos, las que yo tengo alrededor, con un gran uso, están en mal estado. La sanidad, ya ha quedado patente que dista mucho de ser como nos la vendían, los funcionarios.. sin comentarios.

Si la gente pudiera apreciar que sus impuestos se gastan correctamente, seguramente no sería una excusa perfecta para salir del país.

Pero es que además, tenemos una carga impositiva mayor que en el Reino Unido, por ejemplo y disponemos de muchas menos cosas que ellos.

No tenemos universidades de alto prestigio, nuestras fuerzas armadas están peor equipadas, los sistemas sanitarios están a la par, la educación es peor, el nivel burocrático también.. nos queda el consuelo de las pensiones.. hasta que duren.

Todo ésto sería ya suficiente para mandar al carajo a España y buscarse la vida fuera de aquí, pero.. aún hay más.

Sí, he tenido la suerte de vivir fuera de este estado fallido durante seis años. Lo que no sabía es que a mi vuelta Hacienda me iba a perseguir como si fuera un criminal.

Todo aquel que haya vivido fuera o trabajado para empresas extranjeras sabe a que me refiero.

La actitud de la Hacienda española es vergonzosa, forzando a los españoles a utilizar asesores, pagando, claro y por supuesto, siendo sancionados de manera desproporcionada.

Solo por eso, si podéis, salir de aquí. Si estáis fuera, no volváis, los ahorros de vuestro esfuerzo serán reclamados por este estado de parásitos para seguir manteniendo su status.

Si quieres recibir mi lista de correo mensual apúntate a través de este enlace, solo tienes que introducir tu dirección de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: