Deadpool ha vuelto, larga vida a Deadpool (gracias a su poder regenerativo, claro) La nueva entrega del superhéroe más desenfadado de Marvel no defrauda, es más, se trata de una comedia, bastante ácida, dentro de una película de superhéroes.

La desdicha siempre acompaña al bueno de Deadpool, si en la primera parte no sabía como sobreponerse a su enfermedad, en esta ocasión es la muerte de su amada Vanessa la que hará de punto de partida a toda la acción.

Y claro, aquí empiezan las escenas esperpénticas, con desenlaces que se aproximan a la locura y banda ancha para animaladas, salidas de tono y demás  características del universo Deadpool.

Como ya pasaba en la primera parte, los X-Men están presentes y también X Force, grupos de superhéroes mutantes del universo Marvel.

En el reparto repiten Ryan Reynolds y Morena Baccarin, además de unirse Josh Brolin como Cable.

En serio, si queréis pasar un buen rato y echar unas risas muy facilonas y continuas, Deadpool 2 es vuestra película.

Preferí ver esta película a Han Solo y no me arrepiento.