Gestionar particiones y borrar GRUB desde Windows 10

Este fin de semana me ha tocado gestionar las particiones de mi PC y borrar GRUB del sector de arranque utilizando Windows 10.

Cuando configuré mi nuevo ordenador no dudé ni un momento en instalar dos sistemas operativos: Windows 10 y Linux Ubuntu.

En aquel momento desconocía la existencia de WSL y como no tenía la Raspberry Pi 400 para uso diario no quería arriesgarme a cargarme alguno de los otros ordenadores con Linux.

Así que ahora que ya tengo alternativas y como el disco SSD es más limitado en capacidad he decidido tener únicamente una partición para Windows 10.

Gestionar particiones con Windows 10

A la hora de gestionar particiones desde Windows 10 podemos utilizar la aplicación que viene en el propio sistema o alguna de las que existen en el mercado.

Lo primero que habrá que hacer es copiar los archivos importantes en otra partición, disco duro o USB. Vamos, que si algo sale mal, tenemos una alta probabilidad de perder los datos.

En mi caso, intenté primero utilizar la Administración de discos de Windows 10, pero no me permitió extender el volumen que quería mantener.

Sí que pude, desde este programa, eliminar la partición que quería fusionar.

Tal vez, el problema a la hora de extender mi partición de arranque es que la partición de recuperación se quedaba entremedias.

Por eso instalé el programa MiniTool Partition Wizard.

MiniTool Partition Wizard

Con MiniTool Partition Wizard podremos realizar varias tareas de creación y mantenimiento de particiones desde Windows 10.

La versión gratuita, disponible para usuarios domésticos, es bastante completa y permite realizar la fusión de particiones que andaba buscando.

Con MiniTool Partition Wizard podremos desde medir el rendimiento de los discos, pruebas de superficie, analizar el espacio, convertir entre varios sistemas de archivo, etc..

Además de, por supuesto, gestionar particiones creándolas, ampliando su tamaño, fusionando o dividiendo particiones, cambiando particiones a primarias o lógicas, etc..

A parte de todas las funcionalidades, la aplicación es muy intuitiva y desplegando el menú contextual se muestran todas las opciones disponibles.

Como en otras aplicaciones de este estilo, se seleccionan las tareas a realizar y posteriormente se aplican los cambios.

Una de las ventajas es que no hay que reiniciar el sistema para ver como las particiones han cambiado, algo que sí sucedía en el pasado.

Eliminar el gestor de arranque GRUB

Una vez que ya no tenemos la partición con Linux faltaba eliminar GRUB del arranque del ordenador. GRUB es el gestor que me permitía seleccionar el sistema de arranque al disponer de varios.

Si no vamos a tener varios sistemas operativos, la opción más cómoda es eliminar este paso y que arranque directamente.

Hay que tener en cuenta que si nos equivocamos o cometemos algún error podemos eliminar el arranque del ordenador, con lo cual perderíamos el acceso a cualquiera de las particiones.

Para poder eliminar GRUB únicamente necesitamos acceder a la consola de comandos de Windows 10 como administrador y utilizar el programa diskpart.

Para arrancar la consola como administrador buscamos cmd en el buscador de Windows 10 y pulsamos el botón derecho para mostrar el menú adicional, donde aparece la opción Ejecutar como administrador.

Una vez en la consola tecleamos diskpart para acceder a este programa.

Dentro de este programa debemos seleccionar y asignar una letra de unidad a la partición de arranque.

Para localizar esta unidad debemos buscar el disco y el volumen.

Para localizar el disco usamos el comando list disk y posteriormente sel disk [número de disco]. Seleccionaremos el disco según el tamaño.

Dentro del disco, repetiremos el proceso para localizar el volumen correspondiente. Tenemos que ejecutar los comandos list vol y sel vol [número de volumen].

En este caso, para seleccionar el volumen debemos localizar el volumen que contiene los ficheros de GRUB. Normalmente tiene un formato FAT32 y aparece etiquetado como Sistema.

Una vez seleccionado pasaremos a asignarle una letra de unidad. Para ello podemos elegir cualquier letra libre, si no queremos arriesgarnos podemos optar por alguna de las últimas letras del abecedario.

Para asignar una letra a un volumen debemos ejecutar el comando assign letter=Z:.

Ahora ya podemos acceder desde la consola a los ficheros de ese volumen y eliminar los que corresponden al arranque de Linux.

Para ello, salimos del programa diskpart con exit.

Accedemos a nuestra nueva unidad con el comando cd /d Z:. Una vez dentro podemos ejecutar dir para ver su contenido, tendremos un directorio EFI.

Accedemos a ese directorio con cd EFI y ejecutamos dir de nuevo.

Si únicamente queremos mantener el arranque con Windows deberemos borrar cualquier directorio que no sea Boot o Microsoft.

Normalmente, los directorios suelen tener el nombre de la distribución Linux, en mi caso Ubuntu.

Para borrarlo, ejecutamos rmdir /S Ubuntu.

Ahora debemos volver a ejecutar diskpart y ocultando la partición EFI eliminando la letra de unidad que le habíamos asignado.

Tenemos que volver a seleccionar el volumen y ejecutar el comando remove letter=Z:.

Después de ejecutar todos estos comandos, únicamente nos quedará reiniciar y comprobar que han surgido efecto los cambios realizados.

Si quieres recibir mi lista de correo mensual apúntate a través de este enlace, solo tienes que introducir tu dirección de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: