Karate Kid

Karate Kid es la siguiente película elegida en el ciclo navideño de este año. Sin lugar a dudas, una película muy especial para mí porque fue la primera que mis padres me llevaron a ver al cine.

Karate Kid se estrenó en el año 1984 y estaba protagonizada por el joven Ralph Macchio, acompañado del inolvidable Pat Morita como el señor Miyagi.

Esta primera película dio origen a toda una serie de secuelas, e incluso un remake en 2010, además de la actual serie Cobra Kai.

El argumento no deja de ser el clásico de película de adolescentes de los ochenta. Un chico nuevo que llega a la ciudad y se convierte en el foco de las burlas de los más populares y abusones.

Por supuesto, hay una chica de por medio y mucha mala leche, instigada en este caso, por unos estrictos y, hasta cierto punto, sádicos, instructores de karate.

Casualmente, el karate, será el punto de encuentro con Miyagi, un japonés que vive en la ciudad y aceptará instruir al protagonista para hacer frente a los abusones.

Aunque la historia parezca típica y sencilla, no deja de ser entretenida.

Karate Kid también tiene ciertas curiosidades que la hacen peculiar. El protagonista y su madre se mudan de ciudad porque ella, que es programadora, ha encontrado un trabajo nuevo.

Sin lugar a dudas, una película con valores, entretenida e ideal para ver en familia.

Si quieres recibir mi lista de correo mensual apúntate a través de este enlace, solo tienes que introducir tu dirección de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: