La Forma del Agua es la última película de Guillermo del Toro, además de haber resultado la gran ganadora en la última edición de los Oscars. Tengo que admitir que Guillermo del Toro es uno de mis directores favoritos y me encantan películas como El Laberinto del Fauno o Hellboy.

La Forma del Agua es una adaptación, con el toque del Toro de la típica historia romántica que hizo popular La Bella y la Bestia. En la imaginación de del Toro, la bella no es tan perfecta y en este caso es una chica de limpieza muda.

Y la Bestia es un hombre semianfibio que está siendo investigado en un laboratorio secreto en plena Guerra Fría. Los protagonistas de esta historia están interpretados por Sally Hawkins y Michael Shannon.

La Forma del Agua obtuvo cuatro premios Oscars, tres premios en los BAFTA ingleses y varios reconocimientos y premios en distintos festivales de cine a lo largo de todo el mundo.

Se trata de una película entretenida, aunque tiene algunos momentos demasiado lentos, pero que acaba de manera emocionante y por supuesto, con un final feliz.