Misa de medianoche

Misa de medianoche, en Netflix, es la última producción de Mike Flanagan. Convertido en totem del terror gracias a la plataforma de streaming.

Después de visitar casas encantadas, Flanagan nos va a trasladar a una pequeña isla donde vive una comunidad de poco más de 100 personas.

No busquéis Crockett Island en el mapa, la isla es pura ficción y aunque se creo un set para el rodaje cerca de Vancouver, el COVID-19 y el mal tiempo acabaron con él.

Misa de medianoche puede considerarse la cima de las obras de Mike Flanagan, mucho mejor elaborada y más madura.

De todas maneras, más allá del fin terrorífico de La maldición de Hill House en esta serie hay otros mensajes. Se aprecia desde el primer momento con algunos de los diálogos.

Los actores han tenido que ensayar y bastante bien, diálogos bastante trascedentes sobre la vida, la muerte, la religión..

Flanagan nos lleva a lo más esencial del ser humano, su existencia y las creencias más básicas, los principios de cada persona.

Una obra del maestro del horror, Stephen King, El Misterio de Salem’s Lot, publicado en 1975, es el principal referente para Mike Flanagan.

Un entorno reducido, personajes castigados por la vida y una única esperanza a la que aferrarse, quieran o no, un nuevo castigo, impuesto por la mayoría.

Como ya he mencionado, son muchos los mensajes secundarios de Misa de medianoche.

No quiero desvelar mucho sobre la trama de esta serie, porque tiene varios giros interesantes y merece la pena verla. Eso sí, paciencia, pues todo lo que se va mostrando tiene su explicación final.

En cuanto al reparto, Mike Flanagan ha contado con experimentados actores en series de terror. Encabezado por Hamish Linklater, también cuenta con la actriz Kate Siegel, una habitual en sus producciones.

Una recomendación total para ver entre hoy y mañana, o incluso esta noche del tirón porque son solo siete episodios.

Misa de medianoche puede verse en Netflix.

Si quieres recibir mi lista de correo mensual apúntate a través de este enlace, solo tienes que introducir tu dirección de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: