Osaka

Osaka es la tercera ciudad de Japón por población y junto con Kobe y Kyoto forma el área metropolitana de Kansai.

Dada la cercanía de Yokohama con Tokyo, las comparaciones entre la capital y Osaka son similares a la de Madrid y Barcelona aquí.

Y casi como ocurre en España, he de reconocer que Osaka ha tenido un encanto especial.

Osaka ya tuvo su importancia en el pasado, como toda el área de Kansai y Nara. De hecho, la ciudad fue la primera capital de Japón en el siglo IV.

A día de hoy es una ciudad con una gran actividad comercial, un puerto importante y toda un área metropolitana de casi 19 millones de personas.

Aunque transmite una sensación de menos orden e incluso más suciedad que Tokyo sigue teniendo el encanto de las ciudades japonesas y múltiples atractivos para visitar.

Denden Town

Denden Town es la versión de Akihabara en Osaka, una calle repleta de tiendas de electrónica.

En este caso encontramos una versión más auténtica, si en Tokyo las tiendas han sido reemplazadas por grandes almacenes, en Osaka todavía quedan tiendas pequeñas.

Y eso le da un toque especial, venden teclados y ratones al peso, tiendas de segunda mano, pequeñas tiendas con productos electrónicos que creíamos olvidados..

Además, tanto en la calle principal, como en las aledañas existen múltiples negocios: talleres, tiendas de comida, bares, etc.. la variedad es increíble.

En la zona de Nipponbashi se encuentra el famoso mercado de comida de Kuromon, donde además de comprar los productos existen puestos de comida.

Es el sitio perfecto para probar las bolitas de pulpo tan populares en Osaka, los famosos takoyaki.

Otra de las zonas comerciales del área es Namba Parks, un gigantesco centro comercial con varias galerías, estación del tren, etc..

Dotonbori

Como una continuación de Namba y Denden Town se llega a Dotonbori.

La zona de Dotonbori se extiende a ambos lados del río Dotonbori que atraviesa esta parte de la ciudad.

Las principales arterias de esta zona comercial son las calles cubiertas a ambos lados del Puente de Ebisu.

Otras calles cubiertas importantes son las de Aiaibashi, las que rodean Namba y la de Shinsaibashi.

Entre todas esas calles es fácil encontrar cientos de propuestas para comer, tomar un café, un té..

Los platos más conocidos de Osaka, el okonomiyaki y negiyaki se pueden probar en prácticamente cualquier izakaya.

Además en la zona de Dotonbori hay multitud de restaurantes donde cocina cangrejos gigantes.

En Osaka es donde empecé a fijarme que había cafeterías para mascotas y con mascotas: gatos, perros, pájaros..

Desde el Puente de Ebisu se puede contemplar el canal que forma el río Tonbori y las luces de los edificios que lo rodean, siendo la más famosa la de Glico.

Umeda Sky Building

El primer atardecer en Osaka estuve visitando el edificio Umeda Sky, una auténtica obra de ingeniería civil.

Umeda es el distrito comercial de Osaka, con más de 40 rascacielos. Se encuentra en uno de los márgenes del río Yodo.

Además de las oficinas y tiendas hay nada menos que 4 estaciones de tren, varios campus y edificios universitarios, etc..

Junto con toda la actividad en la superficie también es conocida la ciudad subterránea de Osaka que se extiende entre varias estaciones del metro y centros comerciales.

Volviendo al Umeda Sky Building, en su parte superior tiene un espectacular mirador desde el cual contemplar la ciudad.

El edificio original se iba a componer de cuatro torres y un gran espacio en su parte superior. Al final, debido a la crisis de los 80 en Japón se quedaron en dos.

La parte superior de los edificios, que los une, se subió completamente construida cuando ya se había alcanzado la cota en los dos edificios.

Toda una obra de ingeniería que consiguió unir los dos edificios a través de la actual plataforma que a día de hoy se compone de varias escaleras que atraviesan de un lado a otro.

En el mirador, además de contemplar las vistas hay una cervecería y una pequeña exposición que muestra como se construyó el edificio.

Otra parte interesante del Umeda Sky Building son los jardines inferiores.

Castillo de Osaka

El Castillo de Osaka es una de las principales atracciones de la ciudad y uno de los castillos más famosos del país.

Dada su importancia en el pasado, el castillo de Osaka fue bastante importante durante la unificación de Japón en el siglo XVI.

El castillo de Osaka ha sufrido varias remodelaciones y reconstrucciones, la última de 1997, realizada con cemento y dotándolo de ascensores para hacerlo visitable.

Debido a su naturaleza, como edificio defensivo, fue dañado en numerosas ocasiones por los distintos conflictos que azotaron Japón.

Aún, así, hay que reconocer que tanto el castillo, como su entorno, son espectaculares y reflejan lo que fueron los castillos japoneses en su máximo esplendor.

Shinsekai

Por último, una de las zonas que me pareció más auténticas de Osaka.

Shinsekai es una zona relativamente nueva de Osaka. Se desarrollo después de una exposición industrial a principio del siglo XX.

Posteriormente cayó un poco en el olvido degradándose considerablemente (aparece en el videojuego Yakuza 2) pero a día de hoy ha recuperado su atractivo.

Es especialmente conocido por sus restaurantes y bares.

Hay que reconocer que se trata de un barrio peculiar, estos son sus principales atractivos:

  • La torre Tsūtenkaku es uno de los pocos elementos que ha sobrevivido a la evolución del barrio. Sus orígenes están en un parque de atracciones que se construyó en 1912. Fue desmantelada durante la IIGM y reconstruida posteriormente.
  • Las callejuelas de Ebisuhigashi donde pueden encontrarse multitud de restaurantes. Por supuesto los famosos kushikatsu, brochetas de carne frita. Hay incluso un restaurante donde se sirve el famoso pez globo. Pero sin lugar a dudas, lo mejor del barrio son las pintorescas fachadas de los restaurantes.
  • Spa World es otro de los atractivos del barrio. Un gigantesco complejo que entremezcla los placeres del baño japonés con los del spa occidental.
  • El Parque Tennōji y toda la zona de Tennōji. En el propio parque hay un zoológico y el Museo de Arte de Osaka. Junto al parque se encuentra el templo de Isshinji. Cruzando la avenida principal se encuentra el gigantesco templo de Shitennoji.

Como ya he dicho, me impresionó Osaka y me gusto mucho.

Cuando llegue al hostal donde me alojé, el muchacho que estaba en la recepción era italiano y me dijo que era la Nápoles japonesa.

Después de disfrutar de la ciudad durante tres días he de reconocer que me encantaría volver y esas afirmaciones no son para nada ciertas.

Si quieres recibir mi lista de correo mensual apúntate a través de este enlace, solo tienes que introducir tu dirección de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: