Kyoto

Kyoto fue durante años la capital de Japón, hasta que ésta se trasladó a Edo, finalmente rebautizada como Tokyo (es decir, cambiando el orden de las sílabas)

A día de hoy, Kyoto es la ciudad de Japón con más Historia, o al menos restos de ésta. Templos y santuarios, el barrio de las gheisas, callejuelas con tiendas y restaurantes..

Eso la ha convertido en uno de los puntos más turísticos de Japón. La ciudad donde todos los que visitamos el país esperamos encontrar su lado más tradicional.

Y Kyoto no decepciona: cientos de templos repartidos por toda la ciudad, el antiguo Palacio Imperial y el castillo Nijō, Gion y sus gheisas, la moderna calle comercial de Shijo, etc..

Arashiyama

Para empezar el recorrido por Kyoto nada mejor que visitar la zona de Arashiyama que se encuentra en la parte occidental.

Se puede llegar fácilmente desde la estación central de Kyoto utilizando la línea de JR que va hasta Saga-Arashiyama.

En la misma estación se puede tomar un tren turístico y hay una tienda de modelismo dedicada al mundo ferroviario con un gran diorama.

En Arashiyama vamos a encontrar el impresionante bosque de bambú. Un sendero que acaba desembocando en el conjunto de templos budistas de Tenryuji y Hogon.

Existen otros templos en la zona pero estos dos son los más grandes y los que tienen los jardines más impresionantes.

En el complejo de templos también se encuentra el mausoleo del emperador Go-Saga, así como un Museo de Arte y Cultura.

Siguiendo la ruta en Arashiyama se llega a la calle principal, repleta de tiendas y locales de comida.

El final de esta calle es el conocido Puente de Togetsu-kyō que cruza el río Katsura hacia la isla de Saganakanoshimacho.

La vuelta al centro se puede hacer recorriendo de nuevo el pintoresco barrio de Arashiyama o tomando el tranvía en la estación del mismo nombre.

Junto a esta estación había un curioso performance artístico que representaba un bosque de kimonos.

Templos de la zona de Ukyo y Kita

En la zona norte de la ciudad se encuentran las áreas de Ukyo y Kita.

Cerca de la zona universitaria se encuentra el famoso templo dorado, conocido como Kinkaku-ji.

Describirlo o verlo en fotografía no hacen justicia a la impresión que causa encontrarse allí, contemplando el majestuoso edificio.

En otro de los extremos del campus se encuentra el templo Ryōan-ji.

Conocido por su jardín zen también merecen ser visitados los jardines alrededor del lago que se encuentran antes del templo.

Por último, otro de los templos destacados de esta zona es el conjunto budista de Ninna-ji.

Destaca sobretodo la impresionante pagoda de cinco pisos. En el recinto también puede encontrarse un museo y un jardín de cerezos.

Castillo de Nijō

El castillo de Nijo (en japonés 二条城) fue construido a comienzos del siglo XVII como residencia del primer shogun del periodo Edo, Tokugawa Ieyasu.

Posteriormente, también se utilizó como Palacio Imperial, aunque en la ciudad existe otro recinto, el Sentō Imperial Palace.

Volviendo al castillo de Nijo además de su puerta Karamon, destaca el palacio Ninomaru.

Hay que comentar que este tipo de castillos no disponen del gran edificio torreón, como el de Nagoya.

A cambio, se disponen varios palacios y edificios funcionales a lo largo de los jardines amurallados.

En el interior del palacio Ninomaru se pueden encontrar múltiples salas con tatamis donde se reunían los señores feudales japoneses.

El otro edificio del recinto es el palacio Honmaru, lamentablemente estaba siendo restaurado y no se podía visitar ni contemplar su planta exterior.

Centro de Kyoto

El actual centro de la ciudad es una amalgama de calles con modernos centros comerciales.

Por supuesto, a lo largo de esas calles vamos a encontrar templos o altares.

También hay varias calles cubiertas, las conocidas como shotengai, con multitud de comercios.

En esta zona se puede encontrar el mercado de comida de Nishiki.

En el centro de Kyoto podemos encontrar también varios museos como el Museo de Kyoto o el Museo Internacional del Manga.

Las orillas del río Kamo

Una de las áreas que más me gusto fue la del río Kamo. A sus orillas se pueden encontrar zonas para pasear y descansar.

Además en su orilla occidental se encuentra la zona de Pontocho.

Pontocho es uno de los cinco barrios de gheisas de Kyoto aunque es algo difícil cruzarse con alguna.

Aún así, sus calles merecen la pena pues se pueden encontrar multitud de tiendas tradicionales.

Sus bares y restaurantes suelen tener terrazas elevadas sobre el mismo río Kamo.

Otra de las zonas que merece la pena es la de los canales, como el de la larga calle Kiyamachi.

En la calle Kiyamachi se encuentra la cervecería Kyoto Beer Lab que visité en mi ruta cervecera.

Barrio de Gion

La zona de Gion se encuentra al otro lado del río Kamo.

Gion es uno de los barrios de gheisas de la ciudad de Kyoto, aunque yo no vi ninguna en las ocasiones que estuve paseando por sus calles.

También conecta la ribera del río Kamo con las zonas altas de Kiyomizu.

Es una de las zonas de Kyoto con edificios tradicionales, talleres, tiendas de artesanía, etc..

Templos en Kiyomizu

Para llegar a Kiyomizu desde Gion hay que subir por alguna de las callejuelas repletas de tiendas y gente.

Las tres más conocidas son Ninenzaka, Sannenzaka y Chawanzaka.

En todas ellas se pueden encontrar tiendas de artesanía, souvenirs, tiendas para alquilar kimonos, para realizar la ceremonia del té, etc..

Todo un pequeño parque temático sobre la cultura japonesa.

Cuando finalmente se llega al templo de Kiyomizu, lo más espectacular son las vistas de toda la ciudad.

En esta zona también se pueden visitar el templo de Kodaiji con una estatua de buda y el cementerio de Higashi Otani con sus 2000 tumbas.

Fushimi Inari Taisha

En la zona sur de la ciudad de Kyoto se encuentra el santuario de Fushimi.

Este santuario se reparte por toda la montaña, con múltiples edificios, cementerios, etc..

Pero lo más destacado es que todo el camino de subida a la montaña se encuentra cubierto por miles de toris.

En la zona inferior, nada más salir de la estación de JR de Inari se encuentran los edificios principales del templo.

La ascensión se realiza por un camino escalonado a través de los toris.

Tiene varias paradas en pequeños santuarios o cementerios.

Además de todas las zonas comentadas, en Kyoto es muy fácil darse de morros con algún templo espectacular o algunos jardines meticulosamente cuidados.

En la zona de la estación del tren se encuentra la icónica torre de Kyoto.

 

Si quieres recibir mi lista de correo mensual apúntate a través de este enlace, solo tienes que introducir tu dirección de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: