Mareos de un geek

Mens Geek in Corpore Insano

Menú Cerrar

Propósitos y deseos para el 2011

Este año he pasado mi primera Nochevieja fuera de España, junto a Petia y Hazel, en Londres. La verdad es que tuvimos la genial idea de celebrar el cambio de año en los distintos usos horarios de nuestros países, así que al final cambiamos de año 3 veces.

Creo que lo que más les gustó o al menos lo que más les impresionó, fue ver la Plaza del Sol de Madrid llena de gente y la tradición de las uvas, a mí lo que más me gusto fue la comida búlgara.

Por cierto, aquí no pude comprar uvas españolas, pero descubrí, por casualidad, que las uvas de Sudáfrica no tienen pepitas, con lo cual son incluso mejores a la hora de tomarlas con las campanadas.

La tradición búlgara indica que hay que comerse una especie de hojaldre que contiene papeles con distintos deseos en su interior. Es el banitsa o pastel de queso feta.

Básicamente, cada uno de nosotros escribimos 10 deseos o frases más o menos filosóficas que repartimos en una de las capas del hojaldre.

Creo que no salí mal parado y están fueron las frases que me tocaron:

Nothing changes until something moves

An English speaker girlfriend

A very tidy, clean and clear space around you

New cook recipes

Many new an exciting adventures

Your bank account will never drop bellow 1000000 pounds

1000 flying hours around the world

Además y como hace mucho tiempo que no estudio, fui generoso y cedí esta frase a mis dos acompañantes:

You are number one in Westminster University

Para acabar de redondear la suerte, me tocó también la moneda que había oculta, lo cual en cierta manera me asegura cierta suerte en el tema económico.

Mis deseos de calor y trabajo se repartieron, tanto en Londres como en Bulgaria, espero que Elitza encuentre un buen trabajo :)

A parte del banitsa especial de Nochevieja cenamos sarmi, otro plato típico de Bulgaria que consistía en unos rollitos de chucrut rellenos de carne, arroz y vegetales. La aportación española fue bastante amplia: turrón de chocolate, queso manchego, aceitunas, naranjas, vino y sangría.

Y el vídeo ilustra la forma tan espectacular que tienen los londinenses de celebrar la llegada del nuevo año, creo que los fuegos artificiales de Sidney, Londres o São Paulo dejan a Valencia a la altura de lo que es, una capital de provincia y poco más (y nosotros pensando que somos los mejores)

Por otra parte, mis propósitos para este año pasan por empezar a trabajar y acabar de establecerme en Londres: ir conociendo gente, visitando lugares, etc..