Si por algo es famosa Irlanda es por sus pubs, son conocidos en el mundo entero, así que una visita a Dublín no puede ser completa sin recorrer alguno de sus pubs.

Lamentablemente, es imposible tomar una cerveza en cada uno de ellos, así que toca hacer una pequeña selección. Hay todo tipo de pubs en la ciudad y por supuesto, en todos hay Guinness.

Portobello

La primera Guinness en Dublín me la bebí en The Portobello, un pub situado en el barrio del mismo nombre de la capital irlandesa. Sí, las coincidencias respecto a nombres también llegan a los barrios.

Sobre la Guinness irlandesa he de decir que no tiene nada que ver con la que se puede beber aquí en España. Es la auténtica Guinness e incluso cambiando de local se aprecia la diferencia.

En esta primera Guinness dublinesa ya pude apreciar como el sabor es mucho más intenso, menos amargo que en la española. La suavidad con la que se bebe esta stout es digna de mencionar.

Para completar el conjunto, su ABV está en torno al 4.2% y presenta un amargor de 45 IBU. Exquisita.

Dublín centro

La segunda Guinness fue todavía mejor y tocó bebersela en el abarrotado y famoso Temple Bar. Como luego me explicarían, la técnica para tirar las pintas es un punto a tener en cuenta y en el Temple Bar las tiran bastante bien.

Como ya he comentado, si la Guinness en Dublín sabe mejor que en España, en Temple Bar aún tiene ese puntillo que la hace aún mejor. Estas gratas experiencias han hecho que haya subido la nota en Untappd a un 3 sobre 5.

Sin lugar a dudas, el sábado era el día perfecto para visitar pubs dublineses y experimentar con las cervezas más allá de la Guinness tradicional. Aunque un gran número de cervezas son producidas por el grupo Guinness.

Para la comida, visita a uno de los pubs más antiguos de la ciudad, The Brazen Head. Acompañando al tipico estofado irlandés, una cerveza Smithwick’s Pale Ale, perfecta para la ocasión.

La Smithwick’s Pale Ale es una cerveza ligera pero con sabor intenso, refrescante, con apenas un 4.5% ABV. Este es un punto a tener en cuenta, en general, las cervezas irlandesas tienen un bajo contenido en alcohol.

Puntué la cerveza Smithwick’s Pale Ale con un 3 sobre 5 en Untappd, no sé si porque fue la combinación perfecta para mi plato de comida o porque realmente me gustó.

Calentando la tarde, parada en el Grand Central, una oficina bancaria en plena O’Donnell Street reconvertida en pub. Allí tocó probar una Hop House 13 Lager, una cerveza ligera perfecta para la merienda.

Se trata de una cerveza ligera con un sabor limpio y refrescante. Se elabora con lúpulos americanos y australianos, además de cebada irlandesa y la famosa levadura de Guinness.

Aún así, no es que acabara por enamorarme, por eso puntué la Hop House 13 Lager con un 2.5 sobre 5 en Untappd.

Camden

La zona del Camden dublinés tiene un ratio de pubs similar al londinense y esa fue la siguiente parada. Allí pude probar tres cervezas diferentes: Elevation Pale Ale, Chieftain y Happy Days Session Pale Ale.

Elevation Pale Ale es una cerveza elaborada por la cervecera irlandesa Wicklow Wolf Brewing Company. Es una cerveza afrutada, con un sabor intenso que denota el uso intenso del lúpulo Mosaic.

Su porcentaje de alcohol está dentro de los estándares irlandeses, 4.5% ABV. Puntué la Elevation Pale Ale con un 3 sobre 5 en Untappd.

Hora de beberse una IPA, en este caso la Chieftain de Franciscan Well Brewery, una cervecera de Cork. Con 5.5 ABV y 50 IBU de amargor se trata de una buena IPA, equilibrada y suave.

La cerveza Chieftain invita a seguir tomando otra cerveza, ideal para saber donde está tu límite. En todo caso la puntué con un 3 sobre 5 en Untappd.

Happy Days Session Pale Ale es otra cerveza bastante ligera elaborada por Rascals Brewing Co. Se trata de una pale ale muy afrutada que tiene un suave final con sabor a malta.

Una cerveza bastante interesante de la mano de esta cervecera de Dublín, se mereció un 3 sobre 5 en Untappd.

Rathmines

Después de la cena llego el momento de desplazarse al sur, hasta el barrio de Rathmines, al pub Blackbird. Un local muy original, decorado con maquetas de Star Wars, con juegos de mesa y un repertorio de grifos de cerveza digno de explorar.

En el Blackbird probé las siguientes cervezas:

  • Draught IPA de Lagunitas Brewing Company. Una IPA bastante suave de Lagunitas, aunque tiene un 5.5 ABV entra bastante bien y sus regustos afrutados suavizan el amargor tradicional de las IPA. Se ganó un 3 sobre 5 en Untappd.
  • Common Grounds (Triple Coffee Porter) de Magic Rock Brewing. He de reconocer que las cervezas fuertes no son mis favoritas, sobretodo si van aderezadas con café. Pero la Common Grounds mezcla siete variedades de malta, siete de café y cuatro lúpulos. La mezcla está muy bien conseguida y sin lugar a dudas es una de las mejores porter que he bebido. Por eso, la puntué con un 3.25 sobre 5 en Untappd.
  • Vietnow de Trouble Brewing. Una IPA elaborada en Kill que únicamente puede encontrarse en tres pubs. Se trata de una IPA tradicional con su toque cítrico y floral suavizado con la malta Crystal Rye que además resalta su toque picante. Una muy buena IPA que mereció un 3.5 sobre 5 en Untappd.

Por último, el domingo y como despedida de la ciudad, durante la comida me bebí una Bunsen Lager. Bunsen es una hamburguesería localizada en Portobello, antes de Camden Street.

Es bastante popular y es recomendable acudir nada más abren, si no te tocará esperar. Sus hamburguesas, aunque muy básicas, realmente valen la pena.

Peor en este caso, lo que importa es su cerveza lager, la Bunsen lager es una cerveza muy ligera pero con el equilibrio perfecto. No voy a negar que es la combinación perfecta para sus hamburguesas.

Por todo ello se mereció un 3 sobre 5 en Untappd.

Después de esta ronda de cervezas en Dublín, no puedo negar que, sin lugar a dudas, la cerveza es lo mejor de la ciudad.