Sidekick, el navegador web productivo

Probando navegadores web he llegado hasta Sidekick, que se define como el navegador web productivo. Ésto es así, porque añade accesos y atajos para las principales aplicaciones web profesionales.

De esta manera, podemos configurar rápidamente el acceso al conjunto de aplicaciones de Google: correo electrónico, calendario, documentos..

Permite configurar cuentas, tanto de Google como de Microsoft.

Prácticamente, cualquier aplicación disponible para Chrome es susceptible de ser añadida en Sidekick: Slack, Zoom, Notion, Microsoft Teams..

Por supuesto, también se incluyen algunas menos productivas, como WhatsApp, Telegram, Linkedin, Instagram, Facebook Messenger..

En todo caso, todas estas aplicaciones pueden añadirse, tanto en la barra lateral como en el Launchpad que aparece al abrir una nueva pestaña.

También se pueden agrupar, de manera que si colocamos todas las aplicaciones de comunicación en la barra lateral podemos silenciar las notificaciones de todas ellas.

Aún así, cada aplicación permite configurar el icono, nombre y las notificaciones que emite.

La gestión de las pestañas es otro de los puntos que se han reforzado en Sidekick para evitar acabar con un navegador saturado de pestañas innecesarias.

Para ello, Sidekick utiliza algoritmos de IA que le permiten mejorar tanto la organización visual como la gestión de memoria, mejorando el rendimiento del propio programa.

Además, Sidekick introduce el concepto de Sesiones, organizando las pestañas por proyectos. De esta manera podemos abrir una sesión y tener abiertas de golpe todas las pestañas involucradas en un proyecto.

La búsqueda de Sidekick permite realizar búsquedas, además de en la web, en las aplicaciones, documentos en la nube, pestañas abiertas, historial y favoritos.

Por último, como muchas otras alternativas a los grandes navegadores web, promete protección frente a las herramientas de seguimiento que hay en la web, mejorando nuestra privacidad.

La verdad es que he estado probándolo un poco y sí que es cierto que el flujo de trabajo se vuelve mucho más ligero y predictivo.

Voy a intentar organizarme las sesiones, ya que veo que son clave para gestionar de manera más eficiente las pestañas. Al fin y al cabo, son el principal problema para encontrar algo en el navegador.

Aunque considero que todas las aplicaciones, al final, para un uso personal acaban siendo más un estorbo, para tenerlas a mano de cara al trabajo sí que vienen muy bien.

Sobre el rendimiento y la privacidad, creo que cumple con los estándares que podemos encontrar en otros navegadores basados en Chrome.

Sidekick, el navegador web productivo, puede descargarse desde su página web.

Si quieres recibir mi lista de correo mensual apúntate a través de este enlace, solo tienes que introducir tu dirección de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: