Mareos de un geek

Mens Geek in Corpore Insano

Menú Cerrar

StarCraft 2: Wings of Liberty

Hoy es un día importante para los amantes de los juegos de estrategia en tiempo real, han pasado 13 años desde que en 1997 se lanzará, por parte de Blizzard, Starcraft, que supuso un hito para la compañía.

Adaptando el motor de Warcraft 2 a un universo futurista, Blizzard conquistaba las pantallas de los jugadores y colocaba su título como un imprescindible en las LAN parties de todo el planeta. De hecho, Starcraft fue uno de los primeros temas sobre los que escribí en internet, ya que era un fijo en las Abuel@s Parties que se empezaron a celebrar en 1998.

Una expansión mediante, Brood War y prácticamente 7 años de desarrollo, han convertido a esta segunda parte en uno de los videojuegos más deseados del momento. Finalmente, el día de StarCraft 2: Wings of Liberty ha llegado.

El juego sigue contando con las 3 razas originales: Terran, Zerg y Protoss, aunque no se descarta la aparición de una nueva raza para las partidas on-line. Estas partidas serán el plato fuerte del juego, la madurez y potencia de la plataforma Battlenet de Blizzard lo garantizan.

Los gráficos han mejorado notablemente después de tantos años y se ha evolucionado el motor de Warcraft III, el motor Havok en 3D, además de utilizar la tecnología Pixel Shader 5.0 y ser compatible con las últimas versiones de los controladores DirectX de Windows.

Una banda sonora espectacular y una cuidada ambientación en las escenas cinemáticas, algo ya habitual en los videojuegos de Blizzard, acompañan a esta nueva edición de StarCraft.

En este caso, la mecánica de StarCraft 2 va a mantenerse respecto a su predecesor y no va a adaptar el modo de juego con hérores que predominó en Warcraft III y su expansión. Las grandes batallas con numerosas unidades serán el pan de StarCraft 2.

La historia continua 4 años después de la victoria de Kerrigan sobre las tropas Protoss, el Dominio Terran y la destrucción de la flota del DUT. La expansión de los Zerg se ha paralizado, pero ninguno de los otros dos bandos en conflicto sabe explicar porque. Los Protoss siguen su unificación en el planeta Shakuras, a la vez que asimilan parte de la tecnología Xel’Naga. Mientras tanto, las facciones Terran están diseminadas por todo el sector, aunque el Dominio, bajo el mandato con mano de hierro de Mengsk sigue siendo la fuerza más poderosa. Y ahí es donde comienza la historia de Wings of Liberty.. el resto la escribirá cada uno en su ordenador.