The Clone Wars: El fin de una guerra

Este verano se ha estrenado en Disney+ The Clone Wars: El fin de una guerra. La séptima y última temporada de la serie Star Wars: The Clone Wars.

The Clone Wars ha sido el pilar que ha mantenido vivo el universo Star Wars desde que el episodio III viera la luz en 2005 y la llegada de El despertar de la fuerza en 2015.

Primero con la miniserie cartoon, que en poco más de 25 episodios conectaba los episodios II y III. Y posteriormente con los más de 100 capítulos repartidos en seis temporadas.

Ahora, y a pesar del anuncio en 2013, por parte de LucasFilm de que no habría más episodios, llega esta última temporada que además de ayudar a conectar las películas también lo hace con las nuevas series, como The Mandalorian.

No hay que olvidar, que todas estas series han sido creadas por una misma persona: Dave Filoni, quien junto a Jon Favreau, han sabido coger el testigo de George Lucas.

Veamos pues que nos cuentan en esta última temporada, centrada, casi por completo, en el personaje de Ashoka Tano. Esta obsesión por la que fuera padawan de Anakin parece afianzar los rumores de una reaparición en un futuro.

Parece ser que el personaje de Ashoka tiene mucho más calado que Rey, la protagonista de la última trilogía (y yo me uno a los pro Ashoka)

En The Clone Wars: El fin de una guerra veremos como los planes de Darth Sidius para acabar con los caballero Jedi se acercan a su punto culminante.

Muchos de los acontecimientos que tienen lugar suceden en paralelo a los de la película La venganza de los Sith.

Será en esta temporada donde veremos como se ejecuta la orden 66 por la cual, los clones, ejecutarán a los Jedi con los que se encuentren.

Así pues, los primeros episodios sirven para introducir a los Bad Batch, un grupo de clones diferentes. Estos clones ayudaran a los Jedi en la batalla de Anaxes.

Posteriormente, encontramos a Ashoka en los bajos fondos de Coruscan, buscando un medio para salir de allí. Tal vez sean los episodios más Disney, recalcando conceptos como la amistad.

La presencia de unos mandalorianos pondrá a Ashoka tras la pista de Darth Maul y rumbo a Mandalore, donde se reencuentra con la 501st de Anakin y Obi-Wan.

Será en Mandalore, y dando caza a Maul, cuando el general Kenobi empiece a vislumbrar la artimaña Sith orquestada por Dart Sidius.

Aún así, ya es demasiado tarde, la orden 66 se ejecuta y Ashoka consigue salir con vida gracias a la ayuda de Rex.

Con Anakin en Coruscan, Obi-Wan desaparecido y el resto de caballeros Jedi siendo eliminados, The Clone Wars enlaza con las películas y series del universo Star Wars.

Aunque han pasado varios años y a pesar de contar con la batuta de Filoni, es cierto que esta The Clone Wars: El fin de una guerra tiene su toque Disney.

Se nota, tanto en el dramatismo, como los mensajes secundarios, poniendo la amistad, el honor e incluso el pacifismo encima de la mesa.

Un final muy digno para The Clone Wars que puede verse en Disney+.

Si quieres recibir mi lista de correo mensual apúntate a través de este enlace, solo tienes que introducir tu dirección de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: