Mareos de un geek

Mens Geek in Corpore Insano

Menú Cerrar

11 años escribiendo en Mareos de un Geek


Como todos los 13 de enero es el momento de recordar el mismo día del año 2006, cuando aún estaba de becario en el Consorcio de Bomberos, todavía dudando si debía solicitar una beca para poder viajar a Japón o acabar en Inglaterra. Al final no fue ni una cosa ni otra, pero bueno.. todo eso está recopilado en Mareos de un Geek.

Y además de parte de mi vida, mis aficiones: la música, los videojuegos, los viajes, las películas y series que he ido viendo a lo largo de estos 11 años. También todas aquellas noticias, artículos o curiosidades que he ido encontrando por la red y quería recordar.

Muchas cosas han cambiado, desde el nombre del blog hasta la plataforma, cuyos comienzos fueron en Blogger o incluso temas que ahora mismo están prácticamente olvidados como Japón, los estudios o la práctica deportiva.

Pero este año es especial, porque el día 13 de enero ha vuelto a recaer en viernes (como ya pasará en 2012) Como se trata de recordar y rememorar un viernes 13, nada mejor que hacer un pequeño homenaje a los años 80 y a uno de los primeros virus informáticos, el virus viernes 13 (o Jerusalén) lo siento, para el próximo viernes 13 de enero, prometo hablar de las películas de terror.

En el año 1987, cuando este virus despertó, afortunadamente el uso de las redes de ordenadores no era muy común entre los usuarios domésticos, pero había otras formas de compartir programas, básicamente, dejándose los mismos en diskettes (el primer logo de este blog fue un diskette de 3.5″)

El virus viernes 13 además era bastante peculiar, porque solo se activaba los viernes 13 y sus efectos eran bastante dañinos: borraba todos los programas que se ejecutarán ese día y además añadía un delay al reloj de la CPU del ordenador infectado, volviéndolo más lento (teniendo en cuenta la velocidad de la época)

Durante su incubación, es decir, en los días previos al viernes 13, infectaba archivos ejecutables añadiendo 2kb cada vez que se abría un programa, eso cuando los discos duros eran de 20Mb se acababa notando.

En España el principal foco de distribución fueron varias publicaciones que adjuntaban diskettes con programas de prueba y que fueron pasando de mano en mano por los usuarios sin saber que se estaban infectando.

De aquel primer famoso viernes 13 en el mundo de la informática nos queda la creación de los primeros antivirus gratuitos, como el de Anyware y es que sin lugar a dudas, ese viernes 13 con un desastroso borrado de programas y archivos en muchos ordenadores PC.

Bueno, espero que esta historia no haya sonado a abuelo contando algo que paso hace 30 años, pero el tiempo pasa y es lo que hay.