Desde ayer ya se puede reservar la Neo-geo Mini, la última reedición de esas míticas videoconsolas que hicieron las delicias de los jugones en los años 90. SNK quiere celebrar así su 40 aniversario y no hay que olvidar que mucha gente conoce a SNK porque forman parte de la historia de los salones recreativos de esa época.

La verdad es que lo tiene todo para triunfar, pero todo parece indicar, que como ha sucedido con otros proyectos (y esta vez no es porque la compañía no haya mimado el producto, como hace SEGA dejándolo en manos de terceros) aún tiene algunos defectos que pulir y lo peor de todo es que encima viene bastante inflado de precio.

Las primeras críticas han llegado desde EEUU, según parece el formato mini arcade que presenta la Neo-geo Mini es injugable. Ya hay sistemas similares, encima de origen dudoso (sí, Made in China) pero resultan mucho más amigables de cara al usuario.

Ante este handicap siempre queda la opción de conectar la Neo-geo Mini a la televisión y jugar ahí a los juegos. Nintendo ya mostró el camino, ofreciendo una muy buena resolución y resultados tanto en la NES como en la SNES.

SNK no ha seguido el ejemplo y la calidad de esta Neo-geo Mini en un televisión actual es pésima. Los gráficos no escalan y la resolución, con unos pixeles del tamaño de manzanas resulta vergonzosa y de nuevo injugable.

Para culminar la ecuación está el precio, la máquina mini arcade tiene un precio de 129 euros, a lo que hay que sumar 30 euros por cada uno de los controladores si se quiere jugar en la televisión, aunque visto lo visto (nunca mejor dicho) no sé si será tirar el dinero. Aún así sale más barato de lo que costaba la consola original en los años 90.

A todo esto hay que sumar que la campaña de reservas, tiendas en cada país, etc.. ha sido un poco desastrosa. De los cuatro correos electrónicos que han enviado para anunciar fechas y disponibilidad, solo dos de ellos tenían los enlaces activos.

De las tiendas, únicamente Amazon, en los países afortunados, tuvo la consola disponible en la fecha anunciada. En España el retraso fue de un día en alguna de las tiendas, aunque milagrosamente apareció en otras tiendas que no tenían la exclusiva.

Como puede comprobarse, no parece que esté siendo el mejor camino para rendir homenaje a esa gran consola que fue Neo-geo.