Como cada 13 de enero, es el momento de recordar aquella noche de 2006 cuando decidí empezar a escribir en la que ha sido, desde entonces, una versión más o menos estable de Mareos de un geek.

Para no desmerecer y dejar esta entrada prácticamente vacía tengo que apuntar que durante el último año ha habido varias novedades, algunas de las cuáles eran propósitos que solía apuntar cada año pero que nunca llegaban a materializarse.

Entre ellos, la migración de este blog a un proveedor de hosting con servidores en suelo europeo, el elegido fue Siteground que ofrece unas garantías y una trayectoria de fiabilidad más que demostradas.

La nueva categoría de cervezas ha ido creciendo a un buen ritmo y cuenta ya con más de 40 entradas, aunque os puedo asegurar que he probado más de 40 cervezas en 2017. Y por último, he empezado a escribir sobre alimentación y deportes, algo que quería hacer.. no desde 2006, pero al menos sí desde 2011.

La verdad es que para 2018 no puedo prometer nada, sigo ajustando mi vida a los cambios recientes y no sé del tiempo que dispondré para mantener el ritmo actual, así que todo queda a expensas del destino.

¡Nos seguimos leyendo en Mareos de un geek!